Boletín 276 - 2024

En la lucha contra la trata de personas y explotación sexual urge acceso eficaz a la justicia, recuperación y compensación

​​​

Barranquilla,15 de marzo de 2024 (@PGN_COL). Una de cada tres víctimas de tráfico de personas son niños, señaló la Relatora Especial para la trata de personas, en especial mujeres y niños por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Siobhán Mullally.

En desarrollo del Congreso Internacional de Derechos Humanos: Género y Enfoque Diferencial, la conferencista irlandesa hizo una radiografía de esta problemática en Colombia. 

En su conferencia sobre “Trata de personas y Explotación sexual”, Mullaly también señaló que, en nuestro país, la mayoría de las víctimas de esta problemática son mujeres y el delito se comete con fines de explotación sexual, principalmente.

La relatora especial de la ONU visitó las ciudades de Bogotá, Cúcuta, Apartadó, Necoclí, Pasto e Ipiales, donde conoció de primera mano a algunas de las víctimas de este flagelo y al respecto manifestó que la implementación de las leyes, la protección de esta población y la prevención del tráfico constituyen un desafío muy serio sobre todo en áreas rurales, fronterizas y zonas de conflicto. 

La educación es clave, pero se requiere además igualdad de género, educación sexual basada en derechos humanos, fortalecer sistemas de protección infantil y, en particular, brindar atención a víctimas de explotación ubicadas en ciertas comunidades vulnerables, agregó la invitada internacional.  

Se requiere tener en cuenta también a los grupos que se encuentran en mayor riesgo debido a la discriminación, la xenofobia, el racismo y fenómenos como la migración.

Respecto de este último, la experta de la ONU relató que, en Necoclí, Antioquia, fue testigo de “personas desesperadas que comenzaban su trayectoria por el Darién”. 

En ese sentido, Siobhán Mullally advirtió sobre la necesidad de contar con el apoyo y la asistencia de diferentes gobiernos en esta tarea humanitaria, tras advertir que, migrantes y refugiados también están en situación de riesgo porque se mudan constantemente.

De otra parte, la experta internacional se refirió a las fallas en el sistema de atención y de seguimiento a esta problemática pues, en muchos casos, las víctimas no tienen oportunidad de recuperarse y están en riesgo de ser traficadas nuevamente.

La obligación corresponde al Estado. Las víctimas no reconocen, no identifican su situación; otros tienen miedo debido a las represalias que amenazan su integridad, la de su comunidad o la de sus familias. 

La trata de personas representa un desafío global, es un crimen contra los derechos humanos que requiere movilización hacia la acción, implementar medidas antitráfico, priorizar la participación en el liderazgo y garantizar un acceso eficaz a la justicia, la recuperación y la compensación de las víctimas.

APCH/mpg

Noticias Recientes