Logo Procuraduria General de la Nacion

Los Niños Somos Procuraduría


¿Tú sabías que la Sierra Nevada de Santa Marta es el sistema montañoso, al lado del mar, más alto del planeta y que está ubicado en nuestra preciosa Colombia? ¿Que en el departamento del Meta, tenemos un río de cinco colores: amarillo, azul, verde, rojo y negro, que se llama Caño Cristales? y ¿Que nuestra rana colombiana ‘Terribilis’ fue escogida por la Alianza para la Cero Extinción como una de las 7 maravillas de especies amenazadas del mundo?

Esta es nuestra Colombia, el país que debemos cuidar. De ahí que sea importante que todos conozcamos nuestros deberes y derechos y que trabajemos unidos para disfrutar las cosas buenas que tenemos y mejorar las que están fallando.

Antes de hablar de ciudadanía queremos compartirte una canción en la que muchos artistas colombianos hacen un homenaje a nuestro país con una frase muy hermosa:

“Colombia tierra querida te llevo en mi corazón”.

Más niños y adolescentes más ciudadanos

Dice nuestra Constitución política que a partir del día en el que cumplimos 18 años vamos a poder ejercer la ciudadanía, es decir que podremos votar, elegir y ser elegidos.

Nuestros primeros 18 años nos servirán para prepararnos para ser unos excelentes ciudadanos. Durante este tiempo, aunque no tengamos cédula y no votemos, nuestros padres tienen la responsabilidad de tramitar nuestro registro civil tan pronto nacemos y nuestra tarjeta de identidad a los 7 años.

También a participar en las actividades que se hagan en familia, en la escuela, en las asociaciones, programas estatales, departamentales, distritales y municipales.

Nuestro Código de la Infancia y la Adolescencia dice que todos los niños, las niñas y los adolescentes gozan de las libertades consagradas en la Constitución y en los tratados internacionales de Derechos Humanos. Que son parte de estas libertades:

  • El libre desarrollo de la personalidad
  • La autonomía personal
  • La libertad de conciencia y creencias
  • La libertad de cultos
  • La libertad de pensamiento
  • La libertad de locomoción y
  • La libertad para escoger profesión u oficio

El Código también nos dio algunos principios y definiciones que nos permiten entender cómo actúa la familia, la sociedad y el Estado en favor de cada uno de los niños, niñas y adolescentes colombianos:

  • Protección integral. Consiste en reconocer a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos. También en trabajar para garantizarles sus derechos y prevenir que sean víctimas de amenaza y vulneración, asegurando que en caso de que esto suceda se les reestablezcan de inmediato.
  • Interés superior. Obliga a todas las personas a garantizar la satisfacción integral y simultánea de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes. Derechos que son universales, prevalentes e interdependientes.
  • Prevalencia. Cuando una autoridad tenga que tomar una decisión de la que hagan parte un niño, una niña o un adolescente, tendrán prioridad sus derechos frente a los de las otras personas.
  • Corresponsabilidad. La familia, la sociedad y el Estado son responsables y deben coincidir en la atención, cuidado y protección de los niños, las niñas y los adolescentes para garantizar el ejercicio de sus derechos.
  • Exigibilidad de los derechos. Cualquier persona puede exigir a las autoridades competentes el cumplimiento y el restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, salvo algunas normas sobre si es legítima la causa. Sin excusa, el Estado tiene la responsabilidad inexcusable de actuar oportunamente para garantizar la realización, protección y el restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.
  • Perspectiva de género. Deberán reconocerse las diferencias sociales, biológicas y sicológicas de los niños, niñas y adolescentes según su sexo, edad, etnia y rol que desempeñan en la familia y el grupo social para alcanzar la equidad.
  • Derechos de los niños, las niñas y los adolescentes de los pueblos indígenas y demás grupos étnicos. Todos de los niños, las niñas y los adolescentes de los pueblos indígenas y demás grupos étnicos gozarán de los derechos consagrados en la Constitución Política, los instrumentos internacionales de Derechos Humanos y el Código de la Infancia y la Adolescencia, además de los principios que rigen sus culturas y organización social.
  • Responsabilidad parental. Los padres tienen la obligación de orientar, cuidar, acompañar y criar a los niños, las niñas y los adolescentes durante su proceso de formación. Esto incluye la responsabilidad, compartida y solidaria, del padre y la madre de asegurarse de que logren el mayor nivel de satisfacción de sus derechos. En ningún caso esa responsabilidad puede incluir violencia física o sicológica o ningún acto que impida el ejercicio de sus derechos.
  • Vigilancia del Estado. Todas las personas naturales o jurídicas que alberguen o cuiden niños, niñas o adolescentes serán vigilados por el Estado.

 

La imagen contiene lugares emblemáticos de Colombia

 

    
 
miércoles, 18 octubre 2017 03:57 PM