Actividades y eventos

 
 

 

 

Inicio / La Procuraduría / Los Niños Somos Procuraduría / Felices y en Paz / imprimir pagina

A

A

A


Volviendo a los libros fantásticos, queremos compartirles uno que nos trae miles de enseñanzas. En 1943, A. De Saint – Exupéry, publicó El Principito, y quiso dedicárselo a su mejor amigo, con estas palabras: “Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una seria excusa: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor es capaz de entenderlo todo, hasta los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío. Verdaderamente necesita consuelo. Si todas esas excusas no bastasen, bien puedo dedicar este libro al niño que una vez fue esta persona mayor. Todos los mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan). Corrijo, pues, mi dedicatoria.”

Pues bien, en la Procuraduría no queremos que ningún adulto olvide que alguna vez fue niño, nos esforzamos por recordar a diario lo importante que es para un niño sentirse seguro y protegido. Como ustedes, los adultos que trabajamos en la Procuraduría alguna vez fuimos niños.

Tuvimos deberes y también derechos… Soñamos y nos ilusionamos… Quisimos ser bomberos, bailarinas, constructores, pensadores o artistas… Pensamos que el mundo siempre iba a ser tan seguro como el patio de nuestra casa y así debe ser.

El Procurador General de la Nación, quien también es papá y fue un niño, de esos inquietos por conocer, aprender y construir un mundo mejor, le escribió una carta a los niños y jóvenes colombianos para decirles:

“Esta Procuraduría quiere darles esas alas. Es el momento de apoyar su agenda en defensa del medio ambiente, del agua, de las minorías. Su manera de amar y compartir es garantía de que habrá futuro. Hay millones de niños y jóvenes maravillosos que construyen desde las aulas un mejor país. Venciendo las más difíciles circunstancias. Ustedes son vivo ejemplo de ello. Por ellos y para ellos hay que trabajar todos los días.”

Así las cosas, manos a la obra, para ser feliz y estar en paz es muy importante que los niños conozcan algunos aspectos indispensables y que tienen que ver con tus derechos y por supuesto con tus deberes.

Porque “Los niños somos Procuraduría” te invitamos a pensar en esta frase y a conversar sobre el tema con tus compañeros, profesores o familias.

“Procuraduría se escribe con la P de paz, probidad y progreso para el pueblo. De un país sin perversos que se roban el dinero de los pobres. Los peores enemigos de Colombia hoy ya no portan fusiles sino coimas para saquear las arcas del Estado. Unidos podemos vencerlos”, Procurador General de la Nación.

La imagen contiene lugares emblemáticos de Colombia
    
 
miércoles, 18 octubre 2017 03:46 PM