Actividades y eventos

 
 

 

 

Inicio / La Procuraduría / Los Niños Somos Procuraduría / Nuestra Procuraduría / imprimir pagina

A

A

A


En 1819, hace ya casi 200 años, apareció por primera vez en la historia de nuestro país la figura del Procurador General de la Nación. Algo visionario porque todavía nuestra Nación no llevaba el nombre de República de Colombia.

En ese momento el decreto firmado por el Libertador Simón Bolívar no fue tenido en cuenta y eso sólo fue posible en 1830 cuando nació el Ministerio Público en la Carta Fundamental de la República de Colombia, Venezuela y Ecuador, del 29 de abril de 1830.

Durante estos cerca de 200 años muchas cosas han pasado. Si cerramos los ojos y pensamos en nuestro libro favorito, seguramente recordaremos aquella historia que nos hace soñar con un mundo ideal en el que se hacen realidad nuestros sueños…

Nuestra Procuraduría

Un mundo de fantasía donde hay un final feliz con una gran enseñanza… Donde hay buenos y malos… Donde los malos pierden y triunfa la verdad, porque al final se hace justicia.

Pues bueno, en la vida real los colombianos tenemos un libro en el que se escribieron aquellas cosas que son indispensables para vivir en armonía. Un documento al que todos llamamos la Constitución Política de 1991, que debemos acatar y respetar, y que si todos cumplimos nos permitirá tener un país más justo, libre, igualitario y en paz. En pocas palabras un libro que es necesario leer. Una Constitución en la que todos los niños son prioridad para los adultos.

La Constitución permitió la existencia del Ministerio Público que tiene la obligación de guardar y promover los derechos humanos; proteger el interés público y vigilar que quienes desempeñan funciones públicas lo hagan bien. La Procuraduría General de la Nación es la cabeza de ese cuerpo que se llama Ministerio Público; su líder es el Procurador General de la Nación y tiene tres (3) funciones:

  • Prevención
  • Intervención
  • Disciplinaria

También que estamos en todo el país: en los 32 departamentos, en 50 provincias y en Bogotá. Si viajas a la Costa de paseo o al Valle del Cauca, y si nos necesitas en Melgar, en el Amazonas o en San Andrés, allá nos vas a encontrar.

Y lo que es mejor aún, tenemos una Procuraduría Delegada para la Defensa de los derechos de la Infancia, la Adolescencia y la Familia que trabaja para que se garantice a los niños, niñas y adolescentes, un pleno y armonioso desarrollo.

Para que la niñez colombiana crezca en el seno de su familia y su comunidad, en un ambiente de felicidad, amor y compresión. También es tarea de esta procuraduría Delegada trabajar para que primen la igualdad y la dignidad humana para todos niños que viven en nuestro país, sin discriminación alguna.

En pocas palabras para que ningún niño se vea amenazado o vulnerado, y para que si esto sucede, rápidamente todos acudamos en su ayuda:

El Estado, es decir las autoridades, la sociedad (comunidad, colegio, vecinos), y nuestras familias se unan para atenderlos, cuidarlos y protegerlos. Una liga de superhéroes vigilando los derechos de nuestros niños.

Así lo dice el Código de Infancia y la Adolescencia, otro libro que debemos leer.

La imagen contiene lugares emblemáticos de Colombia
    
 
miércoles, 18 octubre 2017 03:45 PM