ATENCIÓN A LA CIUDADANÍAATENCIÓN A LA CIUDADANÍA: LÍNEA NACIONAL: 01 8000 940 808 - BOGOTÁ: 5878750
905 boletín
martes, 8 septiembre 2015 04:58 PM

"Consumo de sustancias psicoactivas va en aumento, cada vez a edades más tempranas, y es un auténtico problema de salud pública": procurador Alejandro Ordóñez Maldonado

 

• Jefe del Ministerio Público instaló el evento de lanzamiento de una publicación con resultados de un estudio adelantado por la Procuraduría sobre la materia.

 

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, presidió hoy la presentación del estudio “Evaluación y perspectivas de la política pública frente a la salud mental y, en particular, de atención al consumo de sustancias psicoactivas en Colombia”, durante el cual destacó el papel de este organismo de control en la promoción y vigilancia de las políticas públicas, en el marco de su función preventiva.

El jefe del Ministerio Público señaló que, según el estudio presentado, más del 10% de los pacientes afectados en su salud mental tienen relación con el consumo de sustancias psicoactivas, y alertó por los preocupantes indicadores que señalan que el consumo inicia a edades cada vez más tempranas, incluso entre los 8 y 12 años: “Cada día se evidencian casos lamentables de escolares y de personas institucionalizadas víctimas de este grave flagelo, lo cual constituye un problema de salud pública”, indicó el procurador Ordóñez Maldonado, al tiempo que citó al presidente de la Asociación Colombiana de Toxicología y Farmacodependencia, Camilo Uribe Granja, quien se ha referido a la evidencia de consumo de sustancias psicoactivas en espectáculos públicos y deportivos, lesiones personales y homicidios bajo el efecto de estupefacientes, ingreso de adolescentes a los servicios de urgencias por sobredosis, y ausentismo laboral, accidentes de trabajo, deserción escolar y universitaria por razones asociadas al consumo de sustancias psicoactivas. “Estas son situaciones que los colombianos perciben, pero que es necesario medir, tener clara la dimensión de la problemática para saber cómo enfrentarla”, puntualizó. 

El procurador general se refirió además a la “brumosa frontera” entre el consumo recreativo de sustancias psicoactivas y la adicción, y aseguró que los promotores de la legalización de las drogas olvidan que la mayoría de adictos comenzó el consumo recreativamente, y se mostró preocupado por lo que llamó “apología al consumo”, pues se insiste en la supuesta inofensividad de las drogas, minimizando sus efectos sobre la conducta o apelando al derecho a la autodeterminación. 

Aseguró que los esfuerzos de todas las instituciones deben orientarse a erradicar el cultivo y comercialización de esas sustancias y a prevenir su consumo. Sobre este último reto, reiteró su postura frente a la necesidad de fortalecer la célula familiar, para que desde allí se forme y prevenga a los niños y adolescentes respecto del impacto real de las sustancias psicoactivas en su salud y en su desarrollo, y se brinde el apoyo para la recuperación de quienes padecen adicciones.

Presentación de la publicación 

El investigador Jairo Betancourt Maldonado expuso los principales aspectos abordados en el estudio, entre ellos el desarrollo normativo y jurisprudencial, el consumo de sustancias psicoactivas en el país y su contexto de enfermedad, y los protocolos de atención en salud para los pacientes con adicciones. Además presentó la herramienta diseñada para el seguimiento y control a la implementación de la política de reducción del consumo de sustancias psicoactivas y la garantía de atención integral para estos pacientes.

Entre las conclusiones de la investigación destacó que antes de la expedición de la Ley 1566 de 2012 las normas en materia de consumo de sustancias psicoactivas (aún vigentes) presentan un carácter represivo hacia el narcotráfico y le dan menor relevancia a la atención de quienes padecen adicciones.

Señaló además que los pacientes afectados por el consumo de estas sustancias no son considerados por las EPS como pacientes con problemas de salud mental, y en la materia el Plan Obligatorio de Salud (POS) presenta ambigüedades, lo que facilita la negación de los servicios asociados con esta patología, a pesar de que hoy estos pacientes son reconocidos como sujetos de derechos y no como delincuentes.

Entre las recomendaciones destacó, entre otras, la de fortalecer y articular los mecanismos intersectoriales de pedagogía para la prevención del inicio del consumo de sustancias psicoactivas. Asimismo, hizo referencia a la solicitud que la Procuraduría le formula al Ministerio de Salud para que especifique en el POS los servicios, intervenciones y tecnologías para la atención de los pacientes con consumos de sustancias psicoactivas.

Durante el evento intervino el presidente de la Asociación Colombiana de Toxicología y Farmacodependencia, Camilo Uribe Granja, quien expresó su preocupación porque aún en el país se prioriza el abordaje del problema de las drogas ilícitas desde la perspectiva de la lucha contra el narcotráfico y no desde la prevención y atención de las adicciones, y aseguró que graves problemáticas como la infracción a la ley penal y la violencia intrafamiliar están estrechamente relacionadas con el consumo de sustancias psicoactivas.

Por su parte el director técnico de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social, Elkin de Jesús Osorio Saldarriaga, se refirió a las estrategias que ha diseñado e implementado el Gobierno Nacional para la atención de los pacientes afectados por el consumo de sustancias psicoactivas, y reconoció que aún hay grandes retos para la cobertura y oportunidad de estos servicios.

Finalmente la procuradora delegada para Asuntos del Trabajo y la Seguridad Social, Diana Margarita Ojeda Visbal, destacó las coincidencias en los análisis que los expertos presentaron sobre la importancia de considerar a las personas afectadas por el consumo de sustancias psicoactivas como pacientes y sujetos de derechos, y no como delincuentes, y aseguró que en Colombia hay normas suficientes respecto de la garantía de la atención integral, pero las EPS limitan el acceso a los servicios y no responden a sus obligaciones.

La publicación “Evaluación y perspectivas de la política pública frente a la salud mental y, en particular, de atención al consumo de sustancias psicoactivas en Colombia”, se puede adquirir a través del Instituto de Estudios del Ministerio Público.

PGN | Fecha Publicación: martes, 8 septiembre 2015 04:58 PM

Noticias Relacionadas

Información sala de prensa de la Procuraduría
×