Boletín 424

Llamado a atacar las causas de los delitos, antes de responder con la cárcel

Fuente: PGN
Fecha Publicación:

Atacar las causas de los delitos, antes de responder con la cárcel es el llamado que hicieron los alcaldes de Bogotá, Cali y Medellín al país. 

Los mandatarios locales coinciden en la necesidad de fortalecer el sistema penitenciario y de construir más cárceles, pero también en la importancia de ofrecer una oferta social a la comunidad con oportunidades reales que puedan derrotar la ‘cultura de la ilegalidad’. 

Con la participación de Enrique Peñalosa, Maurice Armitage y Federico Gutiérrez  se dio inicio a la segunda jornada del Congreso Internacional ‘Hacia la Construcción de una Nueva Política Penitenciaria en Colombia’ con el panel “Cárceles para el Posconflicto”.

El alcalde de Bogotá, explicó los avances de la capital colombiana y las estrategias que se adelantan en materia de seguridad y desarrollo social. Aseguró que las personas necesitan seguridad y que por eso el Distrito ha duplicado el presupuesto en esta materia, creó una Secretaria de Seguridad y ha articulado esfuerzos con la Policía, la Fiscalía e incluso el Ejército Nacional”. 

“Muy pronto estará en vigencia la ley de pequeñas causas. No sé por qué se llaman pequeñas, es lo que amarga la vida de los ciudadanos”, agregó. 

Destacó el trabajo realizado con la Cárcel Distrital en la reconstrucción y en su funcionamiento y habló de la dificultad que hay de encontrar sitios para construir cárceles debido al rechazo de la comunidad. 

Cuestionó la expedición de leyes que entregan responsabilidades a los entes territoriales, pero no recursos y que el Distrito poco a poco ha asumido mayores porcentajes para salud, educación, fuerza pública, entre otras. 

El alcalde de Cali lamentó las condiciones en las que se encuentran los centros penitenciarios del país y enfatizó en que si no se le ofrecen oportunidades a la gente se tendrían que hacer miles de cárceles.

En la intervención explicó que desde su Administración está adelantando un programa para brindar empleo a 2000 jóvenes con el objetivo de reducir las peleas entre pandillas y la tasa de homicidios en la ciudad. 

Para el Alcalde de Medellín de debe cambiar la cultura de la ilegalidad por legalidad. 

“Si queremos que esto cambie debe haber una política carcelaria y de cultura de la legalidad, cultura ciudadana y más oportunidades”. 

Aseguró que el sistema carcelario no es de izquierda, ni de derecha, es un derecho que hay que garantizarlo y afirmó que “si no hay oferta social, siempre vamos a estar en un círculo vicioso”. 

Rechazó la pérdida de operatividad en el sistema y denunció que “los niveles de hacinamientos más grandes que tiene el país se llaman estaciones de Policía” y que las cárceles “son las peores universidades del delito que tenemos”. 

Dijo que en Medellín operan grandes estructuras criminales que están organizadas y son la herencia del narcotráfico e invitó a “tener cuidado con las propuestas de la Ley de Jubileo” porque a su juicio la solución no es sacar a delincuentes de los centros penitenciarios. 

A su turno, Daniel Mejía, secretario de Seguridad de Bogotá se preguntó si se  “está metiendo a gente errónea a la cárcel” y dio el ejemplo de Oscar Alcántara, alias “el Mosco”, con casa por cárcel pese a estar señalado de ser la cabeza de una estructura criminal en el Bronx y de otra persona en Bogotá quien en 22 meses ha sido capturada 44 veces por hurto a personas. 

“Será que con esta persona todavía hay posibilidades de rehabilitación. Yo creo en segundas oportunidades con personas que apenas están iniciando una carrera criminal, (…) De repente en la cárcel también hay personas que podríamos tener con brazalete electrónico. Tenemos que mirar el efecto composición, quién está en la cárcel y quién está por fuera”.

. . . .

Noticias Relacionadas

 
Denuncie o contacte a la PGN