INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 849

Procurador General requiere a personeros y jefes de control disciplinario por bajo nivel de gestión sancionatoria y exige mayor diligencia

 

 

Bogotá, 26 de noviembre de 2010. El Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, informa al país que tal como se expresa en el estudio entregado por la corporación Transparencia por Colombia, en el 2008 “menos del 1% de los funcionarios no directivos fueron sancionados disciplinariamente” y recuerda que la responsabilidad de investigar y sancionar conductas impropias de dichos servidores, le corresponde a los personeros y jefes de control interno disciplinarios de cada entidad.  

En efecto, las cifras son preocupantes: En el 2008 sólo se aplicaron 163 sanciones por parte de los 1.102 personeros, y en el transcurso de los últimos cinco años (enero de 2006 a noviembre de 2010), estos servidores reportaron la aplicación de únicamente 720 sanciones.

Con ocasión del informe referido, el Procurador pregunta a la Nación si el bajo nivel de sanciones en personal no directivo corresponde a la falta de gestión de los personeros y jefes de control interno disciplinario, o a un buen comportamiento generalizado de los funcionarios públicos, que sería lo ideal.

El Procurador General de la Nación reconoce el esfuerzo de los personeros en materia de derechos humanos y en el seguimiento a las políticas orientadas a la protección de la infancia y de los pacientes del maltrecho sistema de salud, pero los requiere para que actúen diligentemente en la vigilancia de la conducta oficial y en el trámite de las acciones disciplinarias correspondientes, bajo la estricta aplicación del debido proceso y el respeto a las normas vigentes.

Asimismo, el Procurador General anuncia que en el transcurso de las próximas semanas se activará un modulo de control dentro del Sistema de Información Misional (SIM), que le permitirá hacer debido seguimiento a las quejas presentadas por los ciudadanos y al trámite que se surta en cada dependencia con competencia disciplinaria en el país. Los personeros municipales y distritales, los jefes de control disciplinario y demás autoridades correspondientes, deberán registrar en tiempo real, vía electrónica, los avances en sus trámites administrativos de carácter sancionatorio y preventivo.

Finalmente, el jefe del Ministerio Público recuerda que es deber de las autoridades disciplinarias dar adecuado trámite a las quejas formuladas por los ciudadanos y garantizar una oportuna justicia administrativa, ya sea sancionando o absolviendo en derecho. No hacerlo implica el incumplimiento a deberes funcionales que podrían concluir en la aplicación de sanciones disciplinarias.  

Fecha de publicación: 26 de noviembre de 2010. 4:00 p.m.