INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 806

Sancionada con inhabilidad permanente ex Tesorera de Empresa de Servicios Públicos

 

 

Bogotá, 11 de noviembre de 2010. La ex tesorera de la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de El Doncello (Caquetá), Ana María Morales Sabogal, fue encontrada responsable disciplinariamente y sancionada con destitución e inhabilidad permanente tras comprobarse que se apropió de una suma superior a 100 millones de pesos.

El faltante se identificó a través de una auditoría externa a la vigencia 2005 - 2007, e inmediatamente se requirió a la funcionaria para que presentara un informe al respecto; pero al día siguiente no se presentó a trabajar, comportamiento con el cual incurrió en abandono del cargo.

Posteriormente y dentro del proceso penal, Ana María Morales Sabogal aceptó el delito de peculado por apropiación acogiéndose a sentencia anticipada, por lo cual actualmente se encuentra cumpliendo pena de prisión por 54 meses, dentro del mismo proceso le fue impuesta multa equivalente a $51.877.500.

La sanción que impuso el Ministerio Público dentro del proceso disciplinario consideró el hecho que: “Dentro de su respectivo manual de funciones, se destaca la de custodiar, manejar y responder por el manejo de dinero en efectivo, que se capte de los usuarios por concepto del pago de los servicios que presta la entidad”; la cual incumplió, cometiendo de esa manera falta disciplinaria gravísima, calificada a título de dolo por el Procurador Regional.

La sanción de inhabilidad permanente se impuso porque se afectó el patrimonio económico del Estado, de acuerdo con el artículo 46 del Código Disciplinario Único.

Dentro de las consideraciones del despacho se determinó que con la sanción no se viola el principio de non bis in idem (Ser juzgado dos veces por la misma conducta) ya que el proceso penal conlleva una inhabilidad de derechos y funciones públicas por un periodo igual al de la pena de prisión impuesta, mientras que el proceso disciplinario busca “una respuesta ejemplarizante ante la conducta desarrollada” y de ésta manera se determinó que la disciplinada no podrá acceder nuevamente a un cargo público.

Ante el fallo de primera instancia la disciplinada no presentó recurso, por lo tanto la sanción queda en firme.


Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2010. 6:30 p.m.