INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 804

Procuraduría recomienda revocar acto administrativo de apertura del proceso licitatorio del SIRCI


 

Bogotá, 11 de noviembre de 2010. Con el propósito fundamental de salvaguardar el interés público y proteger los recursos del Estado, la Procuraduría General de la Nación ha recomendado a Transmilenio S.A. revocar el acto de apertura de la Licitación Pública TM-LP-001-2010, cuyo objeto es seleccionar al Concesionario que operará el Sistema Integrado de Recaudo, Control e Información (SIRCI) del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá D. C. (SITP).

De acuerdo con lo manifestado por las directivas de Transmilenio S. A., en reunión sostenida ayer miércoles 10 de noviembre, se considerará lo sugerido por la Procuraduría y se procederá a revocar el acto de apertura de la convocatoria aludida.

Antecedentes

Desde el mes de junio del presente año, la Procuraduría inició actuación preventiva integral al trámite de esta licitación. Durante el proceso de acompañamiento se solicitó información relativa a los contratos vigentes de recaudo, se realizaron visitas administrativas, reuniones con el equipo de trabajo de la Alcaldía Mayor (Transmilenio S.A., Gerencia SITP y Secretaría de Movilidad) y se verificaron los documentos expedidos en el trámite de la convocatoria, frente a las normas y principios que rigen la Contratación Estatal.

En tal sentido, la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública remitió diferentes comunicaciones con observaciones y recomendaciones, invitando a la entidad contratante a reflexionar sobre aspectos legales trascendentales del proceso licitatorio, y otros con incidencia para el funcionamiento del Sistema Integrado de Recaudo, considerando el impacto directo de este componente en el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá.

Tras la expedición de la Adenda 5 de la Licitación y verificada la respuesta entregada por Transmilenio S. A. mediante comunicación 2010EE6349 de 13 de octubre de 2010, así como las solicitudes de interesados en el proceso, la Procuraduría sugirió respetuosamente al Gerente de Transmilenio S.A. revocar el acto de apertura de la licitación, ya que del examen de las adendas expedidas dentro del proceso, se podría desprender que existe una variación fundamental en el establecimiento de los criterios de verificación y evaluación de las propuestas, además de aspectos que a la fecha están por resolverse en el trámite de la convocatoria y que podrían implicar nuevos ajustes al documento de estudios previos y al pliego de condiciones de ésta.

Así mismo, presentó observaciones y sugerencias, con el fin de que, dentro de la autonomía y responsabilidad institucional, Transmilenio S. A. examine, entre otros, los siguientes aspectos:

1. Validación de las estipulaciones contenidas en el Pliego y de las de las condiciones técnicas, económicas, financieras y jurídicas de las concesiones actuales de recaudo, frente a la integración pretendida de estas operaciones, con la nueva concesión del SIRCI.

2. Ajuste del documento de estudios previos de la contratación, en concordancia con el contenido de las adendas expedidas, dejando constancia de la motivación o argumentos técnicos, jurídicos, financieros o de otra índole que sustentan los cambios adoptados.

3. Verificación de la totalidad de las observaciones formuladas por la Procuraduría General de la Nación, los actuales operadores de recaudo y los interesados en el proceso licitatorio.

4. Verificación del cronograma del proceso teniendo en cuenta que forma parte importante de la planeación del mismo, más aún cuando las etapas para su desarrollo son preclusivas y perentorias, y buscan garantizar la libre concurrencia, la igualdad de los interesados y el debido proceso.

Se recordó que al inicio de la actuación preventiva integral, a través de la comunicación 101895 de 2 de agosto de 2010, la Procuraduría recomendó:

“Por ello, encuentra la Procuraduría que los plazos fijados por la entidad podrían resultar insuficientes para que se desarrollen con diligencia y sagacidad por parte de TRANSMILENIO S. A. todas las etapas del proceso, y para que los particulares interesados elaboren de forma seria y detallada sus ofrecimientos.

La preparación de propuestas para el futuro oferente del SIRCI es tanto o más compleja que para la operación, pues como se ha anotado previamente, a éste le corresponde proyectar su labor no para unas zonas y un número de buses determinados sino para toda la ciudad y todo el material rodante, los usuarios, los demás agentes del sistema y en materias complejas y sensibles como son las de tecnología e integración en recaudo, control de flota, comunicaciones, entre otros.”

En consecuencia, se recomienda ampliar el cronograma de la licitación, incluyendo plazos acordes y proporcionales a la importancia, magnitud y complejidad del objeto a contratar”.

Pese a lo anterior, TRANSMILENIO S. A. mantuvo los plazos observados en el pliego definitivo de la licitación y actualmente emplea una figura excepcional como la suspensión del plazo de la convocatoria para garantizar que los interesados puedan elaborar sus ofertas.

Señaló la Procuraduría que esta suspensión está supliendo un plazo que debió ser previsto de forma responsable por la entidad contratante, atendiendo la magnitud y complejidad del objeto a contratar.

Se resaltó que a la fecha los proponentes no tienen certeza sobre el cronograma de la convocatoria, con las implicaciones que ello conlleva para la aplicación del derecho a la contradicción y que existan observaciones y solicitudes de aclaración no resueltas por la entidad.

La Procuraduría Delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública continuará acompañando el trámite de esta licitación y estará presta a ejercer su función preventiva si, atendiendo las sugerencias efectuadas por este Ente de Control, se revoca el acto administrativo que ordenó su apertura y se tramita una nueva convocatoria.


Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2010. 12:30 p.m.