INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 760

Procuraduría presentó su posición en proceso contra hombre acusado por violación y tortura a menores

 

 

De izquierda a derecha: Martha Cristina Pineda Céspedes, Procuradora 26 Judicial II Penal de Bogotá; Óscar Giovanni Ramírez, representante de las víctimas; Jorge Bustos Hurtado, Fiscal 229 de Delitos Sexuales; y el sindicado Uriel Urrego Jaramillo.
Martha Cristina Pineda Céspedes, Procuradora 26 Judicial II Penal de Bogotá.

Bogotá, 22 de octubre de 2010. Durante el juicio que se adelanta contra Uriel Urrego Jaramillo, sindicado de acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo y sucesivo, acto sexual violento agravado en concurso heterogéneo y sucesivo, constreñimiento para delinquir y tortura, la Procuraduría General de la Nación, a través de la Procuradora 26 Judicial II Penal de Bogotá, Martha Cristina Pineda Céspedes, solicitó una condena ejemplar contra el acusado.

En su intervención ante el Juez Noveno del Circuito Especializado de Bogotá, la Procuradora Judicial resaltó la gravedad de los hechos narrados por los menores, e hizo referencia a la complejidad de las secuelas psicológicas que los abusos y torturas proferidas por Urrego Jaramillo han causado a las víctimas.

Según los testimonios y pruebas que obran en el expediente, cinco menores, tres de ellos hijastros del sindicado, fueron víctimas de este trato degradante durante cinco años y guardaron silencio debido a las amenazas en contra de su integridad física, así como por las torturas a las que fueron sometidos.

La posición del Ministerio Público durante la audiencia

La Procuradora Judicial solicitó al juez una pena ejemplar, a fin de que aquellos que ejercen el rol de padrastros vean que los deberes éticos y morales por ellos desempeñados no tienen diferenciación con los del padre biológico, porque los menores depositan en ellos su confianza, ven en ellos la figura del padre ausente y el ejemplo a seguir.

Para el Ministerio Público, una condena ejemplar en este proceso es una respuesta al clamor de justicia de muchas víctimas, que desde el anonimato y por temor a que no se les crea, no denuncian esta clase de actos.

Al mismo tiempo, la Procuradora Judicial presentó varias peticiones al juez, además de la condena contra Urrego Jaramillo:

1. Expedir copias para investigar la conducta omisiva de la madre de los menores víctimas, pues según los testimonios, ella fue informada por uno de sus hijos sobre la situación y no dio crédito a lo manifestado por él, ni tomó medidas de amparo o protección en favor de los menores.

2. Expedir copias para investigar la conducta de Ricardo Urrego, hijo del sindicado, quien aparentemente obró como cómplice de su padre.

3. Expedir copias para investigar a Jairo Urrego, hermano del acusado, quien fue mencionado por uno de los menores durante el juicio.

4. Identificar e investigar a una mujer mencionada por los menores como “Diana”, quien prestaba servicio doméstico a la familia de las víctimas y aparentemente fue cómplice de los abusos denunciados.

Se advierte por parte del Ministerio Público que en la imputación, el ente acusador no hizo el cargo de “tortura agravada”, que lo era por haber recaído en menores de edad.

El sentido del fallo es condenatorio y su lectura se realizará el próximo 26 de octubre a las 2:00 p.m.

 

Fecha de publicación: 22 de octubre de 2010. 2:00 p.m.