INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 636

Procurador se refiere a propuesta de Ministro de Defensa sobre judicialización de quienes paguen extorsiones

 

Declaraciones del Procurador General de la Nación (9 de septuiembre)

Bogotá, 10 de septiembre de 2010. En declaraciones entregadas a los medios de comunicación en el marco del Foro “Pasado, Presente y Futuro del Ministerio Público”, el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, hizo referencia, entre otros temas, a algunos aspectos relacionados con la propuesta del Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera Salazar, sobre la posibilidad de judicializar a quienes cumplan exigencias económicas de extorsiones.

El Jefe del Ministerio Público afirmó que esta no es una figura nueva y manifestó que se deben crear los instrumentos necesarios para proteger la vida, la honra y los bienes de los colombianos. “(La propuesta) ha suscitado muchas críticas pero por sí misma no encuentro que sea tan escandalosa como la tratan de presentar, pero desde luego eso está dentro del marco de la necesaria voluntad y decisión política que el Estado debe tener para derrotar a los enemigos de la vida, la honra y los bienes, derrotar el flagelo de la extorsión y del secuestro. Si esas es una figura que sirve para esa finalidad, si va a ser eficaz, no asumiría una posición adversa”, señaló.

El Estatuto de la Oposición

De otra parte, frente a la afirmación del ex Procurador Alfonso Gómez Méndez, según la cual el Estatuto de la Oposición debe ser en esencia el cumplimiento mismo de la Constitución Política, el Procurador Alejandro Ordóñez manifestó estar de acuerdo, aunque precisó que la Constitución debe tener desarrollos legales y por esta razón debe existir un estatuto específico, que exprese esos principios generales.

Caso Sabas Pretelt de la Vega

El Procurador General manifestó que el ex ministro del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt de la Vega, interpuso una solicitud de nulidad contra la decisión proferida por este ente de control, consistente en destitución e inhabilidad por 12 años. Fue enfático al señalar que no habrá prescripción en este caso y que ejercerá sus funciones en el término de la ley. “Cuando tenga que absolver absuelvo, con fundamento en la ley y valiéndome de mi investidura y de mi carácter; pero cuando tengo que condenar, lo hago, valiéndome de la Constitución, de las pruebas, de mi investidura y de mi carácter”, puntualizó.

 

Fecha de publicación: 10 de septiembre de 2010. 12:05 p.m.