INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 497

Destituido Coronel de la Policía Luis Alberto Guevara

 

Bogotá, julio de 2010. La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por cinco años al Oficial de la Policía Nacional Luis Alberto Guevara Díaz, tras comprobar que ayudó a que terceras personas incrementaran injustificadamente su patrimonio y dio un uso indebido de los bienes de la institución policial.

Los hechos están relacionados con un programa ofrecido por una agencia de viajes y promovido por la esposa del coronel Guevara Díaz el cual está orientado a conseguir visas y la condición de asilo político o un plan de colonización, lo mismo que trabajo estudio y otras prerrogativas por las cuales se cobraban elevadas sumas de dinero.

La investigación señala que la esposa del Coronel se puso de acuerdo con la señora que manejaba la agencia de viajes para promover dicha oferta, la cual no era cierta y tenía como único propósito conseguir sumas de dinero de manera ilícita, defraudando el patrimonio de un gran número de familias.

El Coronel Luis Alberto Guevara conoció de este programa y les comentó a varias personas sobre éste, muchas de las cuales asistieron a su residencia a recibir información de manos de su esposa.

Existen pruebas también que indican que para promover esta oferta se adelantó una reunión en el Club de Oficiales de la Policía , en dicho lugar estuvo presente el Coronel Guevara, quien saludó a los asistentes y posteriormente les enseñó las instalaciones de este club.

Se comprobó además que el Coronel Guevara sostuvo conversaciones con los participantes en dichas reuniones y que intervino activamente en varias oportunidades llevando o trayendo documentos e incluso recibiendo una suma de dinero. El Coronel Guevara “estaba enterado de la existencia de dicho programa, de que su esposa estaba participando en su promoción, quien obtenía el pago de comisiones por cada grupo de personas que tomara parte en el mismo“, agregó el Ministerio Público.

Así mismo, advierte que en “su condición de uniformado de alto rango de la Policía Nacional , no puede verse como una conducta particular o simplemente ajena al servicio, porque por cualquier razón que fuera, las personas que terminaron engañadas si tuvieron en cuenta su condición de Coronel y de uniformado con una importante trayectoria policial” por lo que participaron en el programa ofrecido por la esposa del oficial.

Adicionalmente, su presencia en el Club de Oficiales para adelantar una reunión para promover dichos programas de viaje, conllevó a que se diera a esas instalaciones una destinación que no estaba autorizada ni permitida.

A juicio de la Procuraduría , las conductas fueron cometidas por el coronel de la Policía a titulo de dolo, pues tenía pleno conocimiento de la actividad que estaba realizando y porque su intervención fue voluntaria, consciente y dirigida a un propósito específico.

Contra esta decisión procede el recurso de apelación ante la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación.

 

 

 

Fecha de publicación: 22 de julio de 2010. 6:55 p.m.