INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 468

Procuraduría Destituye ex servidora del ICBF

 

Bogotá, 14 de julio de 2010. Por irregularidades en el cumplimiento de sus funciones como servidora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Centro Zonal Suroccidente, la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 10 años a la señora Carmen Alicia Rodríguez Salas.

De acuerdo con la investigación, en el mes de septiembre de 2005, el hospital Pediátrico de Barranquilla puso en conocimiento de la señora Carmen Alicia Rodríguez el diagnóstico de posible maltrato infantil de una niña que ingresó a ese centro asistencial y no obstante, decidió entregarla a la progenitora sin tener en cuenta los antecedentes que se reportaban en la historia clínica.

La situación se presentó nuevamente en el mes de diciembre de 2005, cuando la niña reingresó al hospital y se le diagnosticó trauma craneoencefálico y fractura de cráneo. La situación fue reportada al ICBF, con el fin de obtener medidas por parte de esta institución, ante lo cual la señora Rodríguez Salas dispuso nuevamente la entrega de la menor de edad a su progenitora.

Finalmente, el 8 de enero de 2006, por tercera vez reingresa la niña al hospital Pediátrico, con diagnóstico de politraumatismo, trauma craneoencefálico moderado, síndrome de niño maltratado, síndrome anémico, desnutrición grave, y se advierte dicha situación al Centro Zonal Suroccidente.

Advierte el Ministerio Público que la señora Carmen Alicia Rodríguez no inició el procedimiento establecido en el manual que al efecto tenía dispuesto el ICBF para los centros zonales, específicamente el proceso de prediagnóstico de esta situación.

“No podía ser otro el desenlace, que el deceso de la menor a causa de los continuos y sucesivos episodios de maltrato, tal como quedó expuesto en el informe técnico de necropsia emitido por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses”, señala el fallo disciplinario.

Con su conducta, la ex servidora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Centro Zonal Suroccidente incurrió en falta disciplinaria al “omitir o retardar injustificadamente el ejercicio de las funciones propias de su cargo, permitiendo que se origine un riesgo grave o un deterioro de la salud humana (…)”.

La Procuraduría advirtió que contra esta decisión disciplinaria de primera instancia procede el recurso de apelación ante la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa).

 

Fecha de publicación: 14 de julio de 2010. 12:35 p.m.