INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 367

PGN presenta informe de seguimiento a cumplimiento de directiva sobre los hechos violentos de Trujillo (Valle del Cauca)

 

En su informe el Ministerio Público hace un balance sobre el cumplimiento a la directiva 019, proferida por la PGN en el mes de septiembre de 2008.

 

Bogotá, 21 de mayo de 2010. La Procuraduría General de la Nación formuló recomendaciones a diferentes entidades del orden nacional y territorial en relación con la población de Trujillo y otros municipios del Valle del Cauca, víctimas de lo que se ha denominado “hechos violentos de Trujillo”.

En desarrollo de su función de seguimiento e impulso preventivo, la Procuraduría presentó su informe de seguimiento a la Directiva 019 de 2008, mediante el cual reiteró a diferentes instituciones las recomendaciones de política pública formuladas por el Grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación y fijó plazos a 27 entidades estatales para que realicen diversas acciones en beneficio de las víctimas de Trujillo.

La Procuraduría Delegada para la Prevención en Materia de Derechos Humanos y Asuntos Étnicos sostuvo reuniones de trabajo con las entidades destinatarias de la mencionada Directiva y con la Asociación de Familiares de Víctimas de Trujillo (Afavit) y realizó visitas a la ciudad de Cali y a los municipios de Pradera, Riofrío, Trujillo y Bolívar. Acciones que se constituyeron en insumos para la elaboración del informe de seguimiento.

Concluye en su informe el Ministerio Público, que las recomendaciones hechas por el grupo de Memoria Histórica y adoptadas por la Procuraduría suscitaron algún nivel de respuesta estatal mediante el diseño de planes y programas.

Así mismo, estableció la PGN que muchas de estas acciones recomendadas ya habían sido realizadas por el Gobierno Nacional “en desarrollo de los compromisos asumidos por el Estado colombiano y derivados de la Comisión de Investigación de los Sucesos Violentos de Trujillo (CISVT)”.

Si bien se registran avances, preocupa a la Procuraduría que algunas de las recomendaciones planteadas en la Directiva 019 de 2008 aun no se han realizado, “(…) máxime cuando éstas derivan de obligaciones asumidas por el Estado en el marco del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y del derecho de las víctimas a una reparación”.

A continuación se presentan las recomendaciones formuladas por la Procuraduría en su informe de seguimiento:

1. A la Mesa de Trabajo (constituida por el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio del Interior y de Justicia, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Protección Social, la Policía Nacional y el Departamento Administrativo de Seguridad), que en materia de revisión del plan de inversiones para el municipio de Trujillo, periodo 1995 – 1998, constituya el grupo de trabajo proyectado, el cual, entre otros insumos, deberá estudiar el respectivo informe de la gerencia Departamental de la Contraloría General de la República, y en consecuencia, plantear soluciones frente a los objetivos de dicho plan no cumplidos.

2. A la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y a la Defensoría del Pueblo, que con base en el Modelo Interinstitucional de Atención Integral a Víctimas, la caracterización sociodemográfica y el plan de acción asuntos sobre los que respectivamente han informado a la Procuraduría, presten efectivamente, de manera prevalente y diferencial, el servicio de atención psicosocial a las víctimas de Trujillo.

3. Al Ministerio de la Protección Social, al Departamento Nacional de Planeación, a la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional, y a las administraciones del Valle del Cauca, Trujillo, Riofrío, Bolívar y Pradera que previo censo de las víctimas de la masacre de Trujillo que no están recibiendo atención estatal en materia de salud, pensiones, atención al adulto mayor y discapacitados, y superación de la pobreza den prevalencia a la protección de tales derechos.

4. Al Ministerio de Educación, que mediante la debida coordinación con el nivel territorial, y estimulando la participación de las víctimas, avance y refuerce la ejecución de los programas que ha planteado a la Procuraduría en materia de competencias ciudadanas, educación en derechos humanos, memoria histórica y procesos pedagógicos de reparación integral.

5. A la Fuerza Pública, que ejecuten lo planteado a la procuraduría en cuanto a incluir el caso Trujillo en sus currículos y material de información.

6. A las entidades que integran la referida Mesa de trabajo, que diseñen y ejecuten mecanismos de coordinación entre los niveles central y territorial, en aras del cumplimiento de las recomendaciones aquí planteadas.

7. A los alcaldes de Trujillo, Riofrío, Pradera y Bolívar, y al Archivo General de la Nación, que diseñen un plan de acción en orden a estructurar los respectivos sistemas municipales de archivos con el fin de salvaguardar y permitir el acceso a los fondos documentales que se tengan a cargo, relativos a los hechos trágicos de que se ocupa el Informe del Grupo de Memoria Histórica: “Trujillo, una Tragedia que no Cesa”.

8. Al Ministerio de Cultura, que de manera concertada con Afavit, asuma el mantenimiento y enriquecimiento histórico y cultural del Parque Monumento por la dignidad de las víctimas.

Por su parte, la Procuraduría General de la Nación, por medio de su Delegada para la Prevención en Materia de Derechos Humanos y Asuntos Étnicos, realizará un seguimiento al desarrollo de estas recomendaciones y presentará dentro de los próximos seis meses un informe al respecto.

 

Fecha de publicación: 21 de mayo de 2010. 1:45 p.m.