INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 364

Procuraduría pide al Consejo de Estado declarar responsabilidad del Ejército por daños a soldado campesino

 

 

Bogotá, 21 de mayo de 2010. La Procuraduría General de la Nación solicitó al Consejo de Estado confirmar la decisión de primera instancia proferida por el Tribunal Contencioso Administrativo del Cauca, en la que declaró patrimonialmente responsable al Ejército Nacional por los daños y perjuicios sufridos durante la prestación del servicio militar obligatorio de un soldado campesino.

De acuerdo con los hechos, el día 14 de julio de 2004, el joven Fanor Castillo Palacios, en su función de ranchero, sufrió un accidente de labores de cocina al cumplir la orden de un superior para preparar el desayuno a la sección 2 del segundo pelotón de la Compañía Gladiador de soldados campesinos pertenecientes al Batallón de Infantería No. 8 “Batalla de Pichincha”.

En dicha oportunidad al tratar de prender la estufa de gasolina destinada a la sección, se encendió en llamas, causándole quemaduras de segundo grado en su cara, cuerpo y extremidades.

En concepto presentado ante la Sección Tercera del Consejo de Estado, el Procurador Quinto Delegado ante el Alto Tribunal, Wilson Ruiz Orejuela, consideró que de acuerdo con las pruebas el soldado campesino Fanor Castillo Palacios en cumplimiento de los deberes y obligaciones consagrados en el artículo 95 de la Constitución Política, ingresó a las filas del Ejército Nacional y en ejecución de una orden emanada de su superior jerárquico, sufrió una lesión que le dejó una disminución de la capacidad laboral del 13,50%.

Para la Procuraduría, en este caso se configura la falla del servicio probada, toda vez que se demostró que la estufa de gasolina asignada a esa unidad militar se encontraba en mal estado y de ello tenían conocimiento los superiores del soldado que resultó afectado, sin que se hubiera hecho nada para evitarlo y tampoco se le brindaron los elementos de protección necesarios para desempeñar la labor de ranchero.

Recordó que la ley contempla una indemnización con características especiales concebida para los miembros de la Fuerza Pública que sufren daños con ocasión del servicio siendo activos y voluntarios, a diferencia de los conscriptos que sí cumplen una carga pública y son sujetos de protección y custodia del Estado mientras prestan el servicio militar obligatorio.

Los miembros de las Fuerzas Armadas cumplen una función pública, asumen un riesgo por el servicio que deciden entregar a la patria, pero no están exentos de lesiones y daños que afectan no sólo su integridad física sino también psíquica, por lo que la ley ha previsto para ellos una indemnización en materia de riesgos profesionales, gozando de un ámbito de protección legal, agregó el Procurador Delegado.

 

Fecha de publicación: 21 de mayo de 2010. 9:00 a.m.