INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 294

Telepacífico acoge recomendación de la Procuraduría
en proceso de licitación

 

Bogotá, 22 de abril de 2010. Atendiendo las observaciones formuladas por la Procuraduría General de la Nación, Telepacífico revocó la apertura de la licitación adelantada para la adjudicación de cuatro programas informativos noticieros en la modalidad de cesión de derechos de emisión.

En virtud del acompañamiento preventivo adelantado por la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública, se sugirió días atrás revocar este acto de apertura, teniendo en cuenta que este proceso de selección violaba los principios de la contratación estatal, de la administración pública, así como los mandatos constitucionales y legales.

Las observaciones presentadas por la Procuraduría se fundamentaron en el hecho de que el pliego de condiciones se constituye en el marco jurídico de obligatorio cumplimiento para las partes, y en consecuencia, a este documento deben sujetarse tanto los oferentes al presentar sus propuestas como la administración al evaluar el cumplimiento de los requisitos y calificarlas.

En el caso concreto del proceso licitatorio mencionado, el Ministerio Público observó que:

- La administración no elaboró las adendas correspondientes para variar la hora de cierre de la licitación, previsto para las 9:00 de la mañana del lunes 15 de febrero de 2010 en la oficina de Telepacífico. En consecuencia, consideró el Ministerio Público que esta Entidad modificó la hora de cierre de manera irregular e incumplió los pliegos de condiciones y del Estatuto General de Contratación Pública.

- Los factores de escogencia establecidos en el pliego de condiciones como: criterio informativo, estructura y realización y la calidad técnica de un programa piloto, son subjetivos, a juicio del Ministerio Público, pues no permiten realizar una comparación objetiva de las propuestas. Esta situación vulnera el principio de selección objetiva y la escogencia de la propuesta más favorable para el Estado.

- Se cuestionó la capacidad e idoneidad del grupo de evaluadores, así como la imparcialidad del mismo, que afectan la transparencia del proceso de selección.

- Una de las integrantes del grupo evaluador podría estar incursa en un conflicto de intereses, por cuanto está vinculada laboralmente con uno de los miembros de una de las firmas proponentes, situación “(…) que podría afectar su objetividad en la toma de decisiones de esta licitación”.


Fecha de publicación: 22 de abril de 2010. 12:30 p.m.