INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 228

PGN investigará a 14 miembros de la Policía Nacional

 

Bogotá, 26 de marzo de 2010. La Procuraduría General de la Nación investigará a catorce miembros de la Policía Nacional que estuvieron adscritos al Departamento de Policía de Urabá, porque, al parecer, auspiciaron y colaboraron con la banda criminal al mando de Daniel Rendón, alias ‘Don Mario’, desmovilizado del bloque Élmer Cárdenas.

La Procuradora Segunda Delegada para la Casación Penal, Ana María Garzón Botero, indicó que los uniformados a quienes se les abrió investigación disciplinaria son: el subintendente Carlos Mario Asprilla Torres, los intendentes José Fernando Rocha y Edilberto Ballares Rodríguez, y los patrulleros Rubén José Prieto Briñez, Weymar Patricio Martínez Rodríguez, Orlando Enrique Henao Quiroz, Luís Carlos Pelaez Ocampo, John Estivenson Gálvis Gálvis, Geiler Perea Mosquera, Alexander García Jiménez, Iván Darío Cano Saldarriaga, Víctor Alfonso López Carmona, Jhony Javier Rosillo Zambrano y el sargento viceprimero Miguel Ángel Palacios Lemus.

De acuerdo con entrevistas y declaraciones juradas, realizadas ante la Fiscalía General por algunos desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia, los miembros de la Policía favorecieron y prestaron colaboración al grupo delincuencial.

Estos desmovilizados, posteriormente, en los años 2008 y 2009, conformaron la Banda Criminal de Urabá, llamada inicialmente Águilas Negras y después Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

Según esas versiones, los investigados recibían sumas de dinero como pago por facilitar información relacionada con los operativos que la Policía adelantaba en la región y advertir sobre las rutas que debían seguir para no encontrarse con la Fuerza Pública.

Igualmente, obran en la investigación, las interceptaciones legales realizadas a los teléfonos celulares de algunos miembros de esta banda criminal que muestran, posiblemente, la confianza que tenían con los investigados y la información que les brindaban para favorecerlos en su actuar ilícito, relacionadas con extorsiones a los pobladores de la región y narcotráfico.

Para el Ministerio Público, la conducta desplegada por estos miembros de la Policía Nacional es reprochable disciplinariamente, de acuerdo con lo consagrado en el numeral 12 del artículo 48 de la Ley 734, Código Único Disciplinario, que estipula como falta gravísima “Fomentar o ejecutar actos tendientes a la formación o subsistencia de grupos armados al margen de la ley, o promoverlos, auspiciarlos, financiarlos, organizarlos, instruirlos, dirigirlos o colaborar con ellos”.

Fecha de publicación: 26 de marzo de 2010. 6:30 p.m.