INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 220

Procuraduría destituye e inhabilita a Concejal de Pasto

 

Bogotá, 23 de marzo de 2010. Con destitución del cargo e inhabilidad general para ejercer cargos públicos por el término de 12 años, fue sancionado Eduardo Vicente Paz Estrada, Concejal Municipal de Pasto, elegido para el periodo 2008 a 2011.

Los hechos denunciados ante la Procuraduría Regional de Pasto dan cuenta de que el Concejal Paz Estrada gestionó un contrato de prestación de servicios administrativos con la administración del Concejo, para que la señora Alicia del Socorro Viteri Inagán fuera su Unidad de Apoyo y/o Asistente a partir del 16 de enero y el 31 de diciembre de 2008, por un valor total de $11.675.950, a pagarse en mensualidades de $1.015.300, previa presentación de constancia de las actividades realizadas, de acuerdo a la certificación que expedía el mismo Concejal.

Los testimonios en el proceso, dan cuenta de que a partir de junio de 2008, el Concejal ordenó y obligó a su asistente a entregar la mitad del sueldo devengado a la secretaria de la empresa privada de propiedad del Concejal. Así las cosas, de los $800 mil pesos que recibía mensualmente, la señora Vitery Inagán obligatoriamente entrego $390 mil pesos mensuales a Jenny Catalina Bastidas Sañudo entre mayo y octubre del mismo año.

Con este proceder el disciplinado incurrió en el delito de concusión, tipificado en el Código Penal, al constreñir a la señora Alicia del Socorro Viteri Inagán para que de forma indebida entregara parte de su salario bajo la amenaza de terminar el contrato y luego, de la renuncia que por intermedio del Secretario del Concejo le solicitó a la funcionaria.

Sostiene el Ministerio Público que el concejal Paz Estrada con su conducta no garantizó la transparencia, objetividad, legalidad, honradez, igualdad, imparcialidad y neutralidad en el manejo de la contratación del servicio de asistencia, con su accionar favoreció a su secretaria particular, en contra de los intereses de la contratista Alicia del Socorro Viteri Inagán.

Frente a dicha situación la procuraduría Regional Nariño precisa al Concejal que “si en verdad su asistente en la vigencia de 2008 no estaba cumpliendo a cabalidad sus funciones, lo debió informar a la Presidencia del Concejo para terminar el contrato y/o determinar lo que corresponda, menos de manera unilateral estaba facultado para desconocer el contrato y obligar a la contratista a entregar los dineros de forma indebida a un tercero”.

En fallo de segunda instancia del 19 de febrero del año en curso, la Procuraduría Primera Delgada para la Vigilancia Administrativa dejó en firme esta sanción.

Fecha de publicación: 23 de marzo de 2010. 10:35 a.m.