INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 145

Ante Corte Constitucional, PGN evidencia dificultades de departamentos de la región suroccidental en atención integral a la población desplazada

 

Bogotá, 2 de marzo de 2010. En desarrollo de la Audiencia Técnica Regional de seguimiento efectuado por la Corte Constitucional a la Sentencia T-025 de 2004 y sus autos de cumplimiento, la Procuraduría General de la Nación presentó los cinco obstáculos y falencias evidenciadas en la coordinación establecida entre la Nación y los departamentos de la región suroccidental en materia de política pública integral de prevención y atención del desplazamiento forzado.

Las observaciones presentadas, son el resultado del control con fines preventivos y las visitas administrativas realizadas por el Ministerio Público a los departamentos de Cauca, Nariño, Putumayo y Valle del Cauca, invitados a esta sesión adelantada por el alto tribunal.

Problemas de registro y caracterización de la población desplazada, agudizados en el nivel territorial y local. Esta situación se ve evidenciada en la falta de información oficial con la que cuentan “los enlaces territoriales de esta entidad e las Unidades de Atención y Orientación y los profesionales de registro en las distintas Unidades Territoriales, en contraste con la información oficial que maneja Acción Social a través del Sistema de Información Desplazada“.

En una de las visitas de control realizada al Distrito de Buenaventura, la Procuraduría estableció que según la estadística oficial que reporta Acción Social de la Presidencia de la República en su página web, para el año 2009 fueron incluidas 4.037 personas y no incluidas 2.159 personas. Sin embargo, el enlace territorial de Acción Social en la Unidad de Atención Integral a la Población Desplazada de Buenaventura reportó para el mismo periodo un total de 3.327 personas incluidas y 2.894 personas no incluidas, lo que muestra un desfase en relación con las cifras presentadas inicialmente.

Cifras Acción Social página web
PERSONAS INCLUIDAS
PERSONAS NO INCLUIDAS
4.037
2.159
Cifras Unidad de Atención Integral a la POblación Desplazada de Buenaventura 2009
PERSONAS INCLUIDAS
PERSONAS NO INCLUIDAS
3.327
2.894


 

 

 

 

 

 

Precariedad presupuestal y deficiente ejecución de los recursos destinados para la atención específica a la población desplazada. Esta problemática ha sido manifestada por varios entes territoriales visitados por el Ministerio Público, quienes expresaron además sus dificultades para prestar la debida atención a los desplazados, teniendo en cuenta el aumento de este fenómeno y el hecho de que la atención inicial esta a esta población debe ser asumida inicialmente cargo

Ejemplo de lo anterior es el municipio del El Charco (Nariño), donde la atención inmediata de los dos primeros eventos masivos de desplazamiento presentados en el año 2009 demandó todo el presupuesto asignado, y en consecuencia, en los dos desplazamientos ocurridos posteriormente no se contaba con recursos para brindar una debida atención.

Estancamiento y retrocesos en varios componentes de la política pública de prevención y atención del desplazamiento-seguridad. Nuevamente la Procuraduría destaca la grave situación de riesgo y vulnerabilidad en las que se hallan varias comunidades campesinas, afrodescendientes e indígenas de los cuatro departamentos mencionados.

En este aspecto, el Ministerio Público resaltó la difícil situación registrada en el departamento de Nariño, así como el homicidio de varios de los integrantes de la comunidad indígena Awá y los múltiples enfrentamientos entre la fuerza pública y los grupos armados al margen de la ley.

La Procuraduría también manifestó que “se pudiera estar invisibilizado los efectos del desplazamiento por la Fuerza Pública, en este caso particular, por la Segunda Brigada –Infantería de Marina de Buenaventura, al sostener que no ha recibido ninguna solicitud en materia de protección para la población desplazada y a su vez que no es posible garantizar condiciones de seguridad permanentes, pero a renglón seguido señalar que todos los desplazados han retornado al área rural”.

Sin embargo, el Comité Distrital manifestó que solicitó la certificación de condiciones de seguridad “como condición sine qua non para los retornos”, pero la Fuerza Pública no ha dado una respuesta de fondo a esta solicitud.

Estancamiento y retrocesos en varios componentes de la política pública de prevención y atención del desplazamiento-protección patrimonial. En este sentido se advierten vacíos en el desarrollo de la política de protección de predios y territorios abandonados. La Procuraduría evidenció la ineficacia en la activación y trámite de la ruta de protección individual de tierras y patrimonio de la población desplazada, especialmente en el Distrito de Buenaventura, donde se observa falta de coordinación entre la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos y el INCODER Nacional, así como el desconocimiento de la Personería de la citada ruta de protección patrimonial.

Precaria capacidad institucional de los entes territoriales en la adopción de los enfoques diferenciales en materia de atención a la población desplazada. Las dificultades se presentan en la aplicación de los criterios diferenciales ordenados por la Corte Constitucional en materia de atención, protección y prevención de desplazamiento forzado, al igual que en el diseño de políticas locales para las mujeres, niños, niñas y adolescentes, población afrodescendiente, población indígena y personas con discapacidad, entre otros sujetos de especial protección constitucional.

“Las entidades territoriales manifestaron de manera reiterada que carecen de criterios reales para prestar una atención diferencial a los grupos poblacionales asentados en cada una de las jurisdicciones objeto de valoración”.

La indagación realizada por el Ministerio Público permite concluir que pese a su voluntad política, los municipios no cuentan con las herramientas para garantizar efectivamente y bajo los criterios de atención diferencial, los derechos de toda la población víctima de desplazamiento forzado.

Fecha de publicación: 2 de marzo de 2010. 3:25 p.m.