INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 022

Destitución e inhabilidad por diez años a ex funcionario de Coveñas (Sucre)

 

Bogotá, 18 de enero de 2010. La Procuradora Regional de Sucre confirmó la sanción impuesta por la Procuraduría Provincial de Sincelejo contra el señor Carlos Augusto Pestana Imitola por haberse posesionado como Inspector de Policía y Tránsito y posteriormente como Secretario de Hacienda y Tesorería del Municipio de Coveñas (Sucre) sin cumplir con el requisito legal exigido para ocupar tales cargos, como es el título profesional en Derecho o Economía.

De acuerdo con los hechos, para posesionarse como Inspector de Policía y Tránsito, en el 2007 el señor Pestana Imitola consignó en el formato de Hoja de Vida que había cursado diez semestres de Derecho finalizados en diciembre de 2002, cuando en realidad, para la fecha de la posesión sólo había aprobado cuatro de los cinco años del Programa de Derecho en la Universidad Cooperativa de Colombia, seccional Montería, los terminó el 30 de noviembre de 2008.

Al mismo tiempo, se destaca que ante notario público declaró bajo la gravedad del juramento que ostentaba el título de abogado; declaración que presentó nuevamente el 8 de febrero de 2008. Igualmente, y sabiendo que no poseía el titulo de abogado ni estaba inscrito en el Registro Nacional de Abogados, logró ser encargado de las funciones como Comisario de Familia y Secretario de Turismo sin reunir los requisitos previstos en el Manual de Funciones

Según la Procuraduría, la conducta de suministrar datos inexactos o documentación con contenidos que no correspondan a la realidad para conseguir posesión o ascenso es considerada como una falta disciplinaria gravísima a título de dolo. Al mismo tiempo, el Ministerio Público advirtió que: “a todo servidor público en ejercicio de su cargo le asiste el deber de decir la verdad, y de ceñirse en sus actuaciones a los postulados de la fe y la ética públicas”.

Por tratarse de un fallo de segunda instancia, contra la destitución e inhabilidad para desempeñar cargos públicos por el término de diez años no procede ningún recurso.