INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 583

Procuraduría suspende provisionalmente a Gobernador de Putumayo

Bogotá, 15 de octubre de 2009. Por presunta adjudicación ilegal de viáticos y comisiones de servicios, la Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos el actual Gobernador de Putumayo, Felipe Alfonso Guzmán Mendoza, y ordenó su suspensión provisional por el término de tres meses sin derecho a remuneración.

El actual Gobernador deberá responder por haber adelantado un programa de Posgrado en Bogotá sin solicitar el permiso legal correspondiente ante el Presidente de la República o el Ministerio del Interior y de Justicia. Así mismo, porque, al parecer, cobró viáticos por valor de 5 millones 584 mil 330 pesos, para adelantar gestiones públicas en diferentes entidades, cuando en realidad atendió asuntos exclusivamente personales relacionados con el programa de especialización que estaba cursando, con lo cual se pudo causar un detrimento patrimonial al ente territorial.

La Procuraduría también busca establecer si el actual Gobernador de Putumayo incurrió en falta disciplinaria al haber justificado las comisiones de servicio con certificados de cumplimiento de funciones "absolutamente impertinentes e inconducentes" para obtener el pago correspondiente.

La investigación fue asumida por la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa, a partir de la denuncia formulada por Diputados a la Asamblea Departamental del Putumayo. Según la queja, el mandatario seccional, durante el año anterior, se habría adjudicado 201 días de viáticos y gastos de viaje con el fin de trasladarse a la ciudad de Bogotá, cuando los días hábiles laborales para la misma vigencia fueron 250, mientras que, a mayo 28 de 2009, de 85 días hábiles laborales habría recibido viáticos por 56 días. Las certificaciones que hacen parte del proceso registran que de enero hasta abril de 2009 por concepto de gastos de viaje y viáticos el Gobernador recibió 22 millones 239 mil 400 pesos, lo cual, a juicio del órgano de control, puede conllevar a un nuevo detrimento patrimonial.

La Procuradora Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa, Alba Cristina Gruesso Sánchez, explicó que la suspensión provisional es una medida preventiva y temporal que busca el interés general y se aplica en casos de imputación de faltas disciplinarias graves o gravísimas.

La manera como han sucedido los hechos investigados, utilizando certificados de cumplimiento de funciones públicas, expedidos por subalternos de la Gobernación de Putumayo, con el fin de obtener el reconocimiento de viáticos, "conlleva a que la Delegada interprete, con alto grado de probabilidad, que se seguirá generando detrimento patrimonial al departamento de Putumayo". Para el Ministerio Público el pliego de cargos contra el Gobernador de Putumayo comprende un concurso de faltas, grave y gravísima, que vulneran de forma evidente las normas constitucionales, legales y reglamentarias.