INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 517

PGN abrió pliego de cargos a Director de Instituto Nacional de Cancerología

Bogotá, 23 de septiembre de 2009. La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos contra el Director del Instituto Nacional de Cancerología, Carlos Vicente Rada Escobar, por presuntas irregularidades en la contratación administrativa durante el año 2007.

La investigación se originó a partir de los hallazgos administrativos que encontró la Contraloría General de la República en desarrollo de la Auditoría practicada a la institución de salud, por lo cual, dispuso dar traslado a la Procuraduría General de la Nación para adelantar la investigación disciplinaria correspondiente.

Los hechos se relacionan con la suscripción de los contratos 017 y 019 de 2007 que tenían por objeto el diseño y construcción del nuevo edificio y el diseño, instalación y puesta en funcionamiento de un ciclotrón de uso médico.

Según las pruebas recaudadas dichos contratos no pudieron ser cumplidos como fueron pactados e incluso el 019 de 2007 fue terminado unilateralmente dado que, a la fecha de la auditoría, el Instituto Nacional de Cancerología no había podido ejercer la posesión del terreno donde se iría a construir del edificio y, por consiguiente, no se podía llevar a cabo la instalación del ciclotrón.

Así mismo, el señor Rada Escobar pudo incurrir en falta disciplinaria al haber ordenado que se le pagara a la firma CHAHER LTDA., la suma de 2 mil 378 millones 686 mil 965 pesos por concepto de anticipo del contrato 019, a pesar de que su objeto no era de posible cumplimiento en los términos y condiciones pactados, situación que era evidente para cuando se ordenó dicha erogación.

Finalmente, el Ministerio Público consideró que pudo incurrir en irregularidades al haber consignado en la invitación pública 004 de 2007 un item de imposible cumplimiento para los oferentes interesados que obligaba hacer una visita en el lugar donde se construiría el nuevo edificio.

En opinión del órgano de control, con esta conducta además de incorporar un requisito de imposible cumplimiento por parte de los oferentes, posiblemente inhabilitó a quienes no cumplieron con dicha exigencia pero presuntamente adjudicó el contrato a la firma a la firma CHAHER LTDA, sin que esta empresa hubiera tenido acceso real al lugar donde se iba a ejecutar la obra.