INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 516

Pliego de cargos por falso positivo contra miembros de la Brigada XVII del EjÚrcito Nacional con sede en Carepa (Antioquia)

Bogotá, 23 de septiembre de 2009. La Procuraduría General de la Nación elevó pliego de cargos en contra del Capitán Duvan Mauricio Hernández Tabares, el soldado profesional Juan Carlos Guerrero Torres y el soldado campesino Alex Arbey Cano Castañeda adscritos al Batallón de Infantería Nro. 46 “Voltigeros” de la Brigada 17 del Ejército Nacional con sede en Carepa (Antioquia), por el asesinato del señor Alfonso de Jesús Bedoya Flórez, cometido el 31 de agosto de 2007, quien fue presentado como un subversivo muerto en combate.

Los militares investigados sostuvieron que la muerte del presunto guerrillero se presentó como consecuencia de un enfrentamiento sostenido en la vereda El Palmar del corregimiento de Piedras Blancas del municipio de Carepa (Antioquia), contra tres hombres que, según un informante, estaban realizando labores de inteligencia para secuestrar a alguien de la localidad. Añadieron que le fueron encontrados un cartucho percutido para arma de fuego de largo alcance, un fusil AK-47 con proveedor metálico (4 cartuchos en su interior) y 71 cartuchos para arma de fuego de largo alcance.

Sin embargo, los familiares de Bedoya Flórez argumentaron que éste se dedicaba a las labores del campo, no pertenecía a ningún grupo armado ilegal, no portaba ni sabía usar armas y se encontraba muy enfermo para la fecha en que murió. Como sustento de estas afirmaciones presentaron testimonios y documentación que comprobaba que se trataba de un campesino que padecía de una insuficiencia renal aguda conocida clínicamente como glomerulonefritis, enfermedad crónica con la cual no podría formar parte de un grupo al margen de la ley.

Luego de analizar las dos versiones, el grupo de Asesores Disciplinarios en Derechos Humanos de la Procuraduría General de la Nación concluyó que Bedoya Flórez, al parecer no murió en un combate, como lo afirman los militares comprometidos en la operación, sino que supuestamente habría sido injustificadamente ejecutado por los miembros de la Fuerza Pública.