INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 492

Procuraduría vigilará contratación que se surta para el mantenimiento de la malla vial en Ibagué

Bogotá, 10 de septiembre de 2009. Tras la adjudicación de la licitación pública adelantada por la alcaldía de Ibagué por más de cinco mil millones de pesos, y cuyo propósito de la reparación de la malla vial en varios sectores de esa ciudad, la Procuraduría General de la Nación vigilará la contratación que se surta en el marco de este proceso.

La decisión obedece a que durante el desarrollo de la licitación, el Ministerio Público formuló varias observaciones y en virtud de éstas, solicitó al alcalde del Tolima, Jesús María Botero Gutiérrez suspender este proceso. Sin embargo, las observaciones no habrían sido tenidas en cuenta y la licitación se adjudicó.

En la comunicación enviada al alcalde de los ibaguereños, la Procuraduría Regional del Tolima, presentó el análisis hecho al proceso licitatorio denominado “Diagnóstico y mantenimiento a monto agotable de la malla vial”.

Al revisar los aspectos relacionados con los estudios previos, el Ministerio Público se pronunció frente al plazo de ejecución del contrato, los cuales, a su juicio, deben ser claramente definidos en esta etapa del proceso, teniendo en cuenta que “puesto que esta condición corresponde al período dentro del cual se deben cumplir las prestaciones asumidas por las partes y durante ella tiene la entidad la misión de obtener el cumplimiento idóneo y oportuno del contrato”.

En cuanto a las condiciones establecidas en el pliego definitivo de la licitación pública, la Procuraduría advirtió que la visita a la zona donde se ejecutará el contrato no debía constituirse en un requisito para efectuar la selección del contratista.

Al respecto, el Ministerio Público estableció que dentro de las condiciones del pliego licitatorio se solicitó que a la fecha en que se realizara la visita de obra “estuvieran conformados los consorcios o las uniones temporales, situación que impide la libre concurrencia de los interesados puesto que el motivo de la visita es conocer de manera detallada el sitio en el cual se va a ejecutar la obra, situación que puede definir o no la presentación de una propuesta“. Adicionalmente, se exigió a los asistentes a la visita de obra documentos que vulneran lo establecido en la ley de contratación estatal.

Respecto a la experiencia, señala la Procuraduría Regional del Tolima que se establecieron condiciones que posiblemente son contrarias al principio de selección objetiva, de los principios de libre concurrencia, transparencia e igualdad, porque las exigencias que allí se plasman restringen la participación de oferentes.

Dentro de las exigencias planteadas en su momento se destacan:

- La limitación en el tiempo, se restringió solo a quienes hubieran ejecutado contratos en los dos años anteriores.

- Se limitó a máximo dos contratos

- Los objetos de los contratos que se demostrarán como experiencia debían reunir “diagnóstico y mantenimiento de vías urbanas”

- Los contratos a demostrar como experiencia debieron ejecutarse o estar en ejecución con entidades públicas o con un concesionario.