393-09

 

PGN sancionó a Registrador de Remolino Magdalena

 

 Bogotá, 29 de julio de 2009.  La Procuraduría General de la Nación confirmó la sanción de suspensión en el ejercicio del cargo e inhabilidad por el término de doce meses, al Registrador Municipal de Remolino, Magdalena, Carlos Eduardo Castañeda Altamar por haber diligenciado personalmente el formulario E-14 en las elecciones del 12 de marzo de 2006.

Al resolver el recurso de apelación, la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa, comprobó que el señor Castañeda Altamar diligenció algunos formatos E-14 provenientes de corregimientos como San Rafael y Corral Viejo, procedimiento que debería ser diligenciado por los jurados de votación.

Según se desprende del contenido en la versión libre, al llegar el camión de los corregimientos entre 8 y 9 de la noche, con los delegados y la fuerza pública, el Registrador, “luego de terminar con las mesas de la cabecera municipal siguió con las de los corregimientos, expresando a quienes se encontraban allí que eso estaba en blanco, para después proceder a llenar los formularios de su puño y letra según los registradores auxiliares o delegados le dieran datos”.

Para el Ministerio Público, con este proceder el señor Castañeda Altamar infringió materialmente el deber funcional y su responsabilidad en el desarrollo de las elecciones en el municipio de Remolino, de conformidad con los mandatos legales, y vulneró los lineamientos legales al propiciar que no se llenaran los formularios señalados en forma debida, procediendo a hacerlo personalmente.

Al proferir la decisión el órgano de control consideró conveniente que la Procuraduría Regional de Magdalena inicie las averiguaciones tendientes a determinar si hubo diferencias entre los datos consignados en los formatos y los votos depositados efectivamente en las mesas de los corregimientos de San Rafael y Corral Viejo y, por otro lado, precisar las responsabilidades de los Registradores Delegados y de los jurados de votación, pues pudieron incurrir en omisiones y acciones reprobables.