353-09

PGN destituyó a ex Alcalde de Muzo, Boyacá

Bogotá, 14 de julio de 2009. Con destitución e inhabilidad general por doce años la Procuraduría General de la Nación sancionó a José Danilo Pineda Campos, ex Alcalde de Muzo, Boyacá,  por celebración indebida de contratos e irregularidades de tipo administrativo.

Para la Procuraduría Provincia del Chiquinquirá constituyó falta disciplinaria el permitir que entre el 26 de marzo y el 30 de junio de 2004 el señor Oscar Humberto Mariño Valbuena prestara labores propias de la Dirección de la UMATA, cuando para ese momento no tenía vínculo laboral ni contractual con la Alcaldía Municipal de Muzo.

Con la anterior conducta el ex alcalde Pineda Campos vulneró la normatividad legal contenida en el numeral  31 del Código Único Disciplinario.

De otra parte, el mandatario local elegido para el periodo 2004-2007 celebró el contrato No. 07 con el señor Oscar Humberto Mariño Valbuena, con el objeto de cumplir funciones públicas que requerían tiempo completo e implicaban subordinación y ausencia de autonomía.

Según las pruebas se pudo establecer que el contratista ejerció funciones públicas propias de la UMATA de Muzo, por tanto eran funciones misionales que requerían tiempo completo e implicaron subordinación, y no se trató de una simple coordinación por parte de la Alcaldía, hecho que vulnera también la normatividad vigente.

Finalmente,  el señor Pineda Campos intervino en la celebración del contrato de prestación de servicios 007 del 1 de julio de 2004 pactando una remuneración superior a  la total mensual establecida para el mismo Alcalde Municipal.

De acuerdo con la investigación, el salario asignado al Alcalde Municipal para la época de los hechos era de 1 millón 888 mil 649 pesos, y el contratista devengó honorarios por valor de 21 millones 600 mil pesos durante el término del contrato que fue de seis meses, los cuales superaron en cerca del 100 % la remuneración establecida para el mandatario local.

En el fallo de primera instancia el Ministerio Público calificó la comisión de faltas como grave a título de culpa grave la primera conducta, y gravísima a título de culpa gravísima la segunda y tercera, respectivamente.

Contra la decisión procede el recurso de apelación ante la Procuraduría Regional de Boyacá.