INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 252

PGN impone destitución e inhabilidad por 15 años a ex alcalde de Tena (Cundinamarca)

Bogotá, sábado 16 de mayo de 2009. Por presuntamente haber incurrido en falsedad en documento público al expedir dos actos administrativos con el mismo número pero contenidos opuestos relacionados con la asignación de rutas de transporte público, Raúl Guevara Aldana, ex alcalde de tena (Cundinamarca) fue sancionado por la Procuraduría Provincial de Girardot con destitución e inhabilidad por 15 años para ejercer cargos públicos.

De acuerdo con el fallo de primera instancia, el Guevara Aldana expidió la Resolución No. 066-2006, por medio de la cual se habilitaba la asignación de rutas a favor de la Empresa Cootransvilla , cuyo acto administrativo ya previamente había sido expedido en forma negativa por el mandatario. Es decir, mientras que una resolución autorizaba a la mencionada empresa el servicio de transporte público terrestre automotor mixto en el municipio de Tena, en el otro acto administrativo homologo, lo negaba.

En su momento, estos hechos fueron objeto de investigación penal por parte de la Fiscalía Sexta Delegada - Delitos Contra la Administración , gracias a la denuncia presentada por Jaime Ovalle Pedraza, en su condición de representante legal de la Empresa de Transporte Cootransvilla Ltda., quien reveló que venía siendo victima de exigencias económicas por parte del Alcalde de Tena, como requisito para la expedición de un acto administrativo. Conducta que finalmente fue probada por el Juzgado Penal del Circuito de La Mesa , el cual profirió fallo condenatorio el 31 de marzo de 2008.

Al respecto, el fallo de la Procuraduría Provincial de Girardot advierte: "Por lo que para este Despacho, no queda duda que al implicado en su condición de Alcalde del Municipio de Tena, frente a la conducta que se endilga y aprovechando de su envestidura de primera autoridad administrativa a nivel local, suscribió unos actos propios de sus funciones, uno dentro de la legalidad y otro con el ánimo de defraudar y obtener un provecho ilegal al exigir un dadiva por intermedio de su hermano a los interesados, circunstancia que agrava aun más el reproche".

Esta decisión se encuentra en firme por cuanto no hubo apelación.