INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 189

Procuraduría absuelve de responsabilidad disciplinaria a dos de sus funcionarias

Bogotá, miércoles 8 de abril de 2009. La Procuraduría General de la Nación absolvió de toda responsabilidad disciplinaria a las señoras María Patricia Rios Cardona, en su condición de sustanciadora adscrita a la Procuraduría Auxiliar para Asuntos Disciplinarios y Luisa Sierra Aldana, Asesora, vinculada a la Procuraduría Delegada para la Descentralización y Entidades Territoriales a quienes se les atribuyó las conductas de asesoramiento ilegal y concierto para delinquir, y adicionalmente falsedad en documento privado para el caso de la señora Rios Cardona.

La investigación se originó conforme a la información recibida por servidores de la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales “según la cual un usuario de la Procuraduría había indicado que servidores de la Procuraduría Delegada para la Descentralización y Entidades Territoriales, sin identificar estarían solicitando y obteniendo dádivas, dinero, contratos y favores de Alcaldes y gobernadores a cambio de favorecerlos con las actuaciones preventivas y disciplinarias a su cargo”.

El Ministerio Público confirmó las relaciones de amistad entre las señoras Rios Cardona y Sierra Aldana y concluyó además que la información compartida telefónicamente entre las citadas funcionarias es la misma que podía ser consultada a través de la página web de la entidad, elemento que solo permite el conocimiento de la información general de la investigación, más no la utilización e intervención en procesos disciplinarios.

El Ministerio Público también acogió los planteamientos defensivos expuestos por la defensa frente al delito de concierto para delinquir, pues “aunque se tiene certeza de la actividad indebida de un grupo de servidores de la Procuraduría General de la Nación, en los acuerdos que se plantean o se incluye la intención y voluntad de la servidora Rios Cardona con el ánimo de hacer parte de dicha empresa criminal y su cercanía a los sujetos que la conforman se limita a la amistad y compañerismo que se ha desarrollado a través de la relación laboral”.

En igual sentido se pronunció la Procuraduría respecto a la señora Luisa Sierra Aldana.

De igual forma, fue desvirtuada la conducta típica consagrada en la ley como delito sancionable a título de dolo -falsedad en documento privado - atribuida a la señora Patricia Rios y a la investigada Adriana Botero.

Finalmente, la Procuraduría confirmó “las demás decisiones disciplinarias proferidas, declarando disciplinariamente responsables a los señores Ana Gilma Mahecha Gutiérrez, a quien se impone la destitución y la inhabilidad general por el término de 16 años; Adriana del Carmen Botero Giraldo, destitución e inhabilidad general de 11 años y al señor Gustavo Quintero Quintero, destitución e inhabilidad general de 12 años”.