INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 186

Sancionado ex oficial de operaciones del batallón de servicios no. 5 “Mercedes Abrego” de Bucaramanga

Bogotá, martes 7 de abril de 2009. Por haber privado ilegalmente de la libertad a un ciudadano y haber cometido el delito de violación de habitación ajena, la Procuraduría Delegada para las Fuerzas Militares sancionó con 90 días de suspensión en el ejercicio del cargo sin derecho a remuneración e inhabilidad especial para el ejercicio de funciones públicas por el mismo término al Mayor del Ejército Nacional Yuber Emilio Muñoz Delgado.

Los hechos que se le atribuyen al disciplinado se dieron cuando en su condición de Oficial de Operaciones del Batallón de Servicios No. 5 “Mercedes Abrego”, de Bucaramanga, el 15 de marzo de 2004, cometió una serie de hechos irregulares pues durante una actividad de control militar orientada a verificar una información de inteligencia alusiva a la presencia de una caleta con armas en la finca denominada “Los Alapos” del Corregimiento II del Municipio de Bucaramanga (Santander), realizó un registro sin autorización judicial en la vivienda del señor Gilberto Lopez Quintero.

Igualmente, se le endilga a Muñoz Delgado que luego de incautar cuatro armas y munición de diferente calibre, en la antes citada vivienda, retuvo al hijastro de aquél de nombre Carlos Arturo Árias Ortega, sin que confluyera previa orden judicial o situación de flagrancia en su contra.

El fundamento de la censura disciplinaria estuvo dado no sólo por la ausencia de autorización del funcionario competente sino por la carencia de acreditación de la voluntariedad de los moradores del lugar para que se hiciera el registro y la no confluencia al caso de la excepción constitucional de la flagrancia.

Las faltas fueron calificadas como gravísimas a título de culpa teniendo en cuenta su trascendencia en la vulneración de derechos fundamentales constitucionales, así como la condición de Oficial de Operaciones del disciplinado, que implica una mayor exigencia para el correcto ejercicio de sus deberes funcionales.

Contra el fallo sancionatorio de primera instancia, procede el recurso de apelación ante la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación.

Audio boletín