INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 156

PGN sanciona a ex alcalde de Barranquilla Guillermo Hoenigsberg

Bogotá, 25 de marzo de 2009. Por contratar a más de 450 docentes por fuera de la planta global la Procuraduría General de la Nación a través de la Procuraduría Delegada para la Economía y la Hacienda Pública sancionó a Guillermo Hoenigsberg en su condición de ex Alcalde Distrital de Barranquilla, con suspensión en el ejercicio del cargo por el término de seis meses.

Dado que a la fecha el período para el cual fue elegido el doctor Hoenisgberg ya concluyó, la Procuraduría precisó que la sanción será convertible en multa, equivalente a seis (6) meses de salario devengado por el implicado para la época de los hechos, vigencia 2004, que asciende a la suma de cuarenta y cuatro millones quinientos cuarenta y ocho mil cuatrocientos ochenta y ocho pesos.

Para el Ministerio Público el disciplinado transgredió las normas del Sistema General de Participaciones así como de lo previsto en el concepto técnico del Ministerio de Educación Nacional sobre la viabilización de la planta de personal docente para el Distrito Portuario de Barranquilla, ya que en cumplimiento de la normatividad vigente, debió adoptar e implementar una planta de personal docente hasta de 6.117 cargos y nombró 462 cargos por encima de los avalados.

La Procuraduría igualmente indicó que en la investigación no logró establecerse que durante la mencionada administración se dejaran de ejecutar los recursos de educación del Sistema General de Participaciones pues se determinó que se ejecutaron el 100% de los proyectos aprobados, por lo que no se puede concluir que con el actuar del mandatario distrital se utilizaron indebidamente rentas de destinación especifica, por tanto, al no existir certeza de la ocurrencia de la falta lo pertinente es absolver al investigado por este cargo, en aplicación del principio in dubio pro disciplinado.

La falta fue calificada como grave a título de culpa gravísima, por cuanto, aparece demostrado que hubo desatención elemental a las reglas de obligatorio cumplimiento .La sentencia es de primera instancia y contra la misma procede el recurso de apelación ante la sala disciplinaria.