INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 127

Revocada sanción a ex alcalde de Pereira

Bogotá, 10 de marzo de 2009. Luego de verificar que el ex alcalde de Pereira si había cumplido con las normas de contratación estatal, el Despacho del Procurador General de la Nación, en segunda instancia, revocó la sanción de destitución e inhabilidad general por el término de 12 años que le había sido impuesta al ex alcalde de Pereira Juan Manuel Arango Vélez.

Como se recordará a fines del año anterior, la Viceprocuraduría en fallo de primera instancia había sancionado al citado burgomaestre por haber suscrito un convenio interadministrativo, cuyo objeto era la ejecución por parte de la empresa Multiservicios del proyecto “Modernización tecnológica, calidad y gestión en el manejo de las rentas del municipio de Pereira” endilgándosele la violación al principio de selección objetiva por la falta de verificación de la capacidad financiera, tecnológica y administrativa del contratista para ejecutar de manera directa el objeto contractual.
El fallo de segunda instancia se tomó teniendo en cuenta que se logró establecer que “la empresa Multiservicios S.A. si cuenta con la experiencia y la capacidad técnica, así como la estructura administrativa básica, que le permitiría afrontar el desarrollo, implementación, ejecución y mantenimiento del proyecto” según lo manifestado por el Director Financiero de la Secretaria de Hacienda Municipal de Pereira, apoyado por el jefe de informática luego de realizar las evaluaciones técnicas pertinentes; así como también se estableció, que en el contrato en mención se contemplo la posibilidad de subcontratación.

Destacó la sentencia que el disciplinado suscribió el contrato con fundamento en los estudios previos que se elaboraron por parte de cada una de las áreas técnicas correspondientes, que señalaban la conveniencia, oportunidad e idoneidad de la entidad pública contratista para asumir el objeto contractual, precisándose que era competencia de las mencionadas dependencias tal estudio y no del entonces mandatario municipal.

Precisó igualmente el Ministerio Público que los estudios de sus subalternos le daban todo el convencimiento necesario para suscribir el contrato sin que se probara la existencia de otros elementos que le hicieran dudar y que hubieran exigido un proceder diferente.

Por las anteriores razones, se revoca la decisión proferida el 18 de septiembre de 2008 y en su lugar se absuelve de responsabilidad disciplinaria a Juan Manuel Arango Vélez.