INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 093

Destituidos e inhabilitados ex alcalde y ex secretario de planeación de Leticia (Amazonas)

Bogotá, domingo 22 de febrero de 2009. Por haber violado el régimen de contratación estatal la Procuraduría Segunda Delegada de Contratación Estatal dicto sanción de destitución e inhabilidad general por el término de 11 años a Juan Carlos Velásquez Builes y de 10 años a Andrés Zambrano Muller ex alcalde Municipal y ex secretario de planeación de Leticia Amazonas, respectivamente.

Los hechos que dieron origen a la sanción ocurrieron en el año 2004 y están relacionados con las irregularidades en que incurrieron los disciplinados con ocasión del contrato No. 005 de 2004 y las ordenes de trabajo Nos. 230 de 2004 y 255 de igual año, relacionados con la adecuación del segundo nivel de la plaza de mercado municipal de Leticia; pues se construyeron las obras en sitio inadecuado sin poderse habilitar las mismas para su objeto y uso.

Para la Procuraduría se encuentra probado que el entonces Alcalde y su secretario de Planeación celebraron los contratos en mención sin haber analizado a cabalidad la conveniencia o inconveniencia del objeto a contratar, desconociendo además las recomendaciones de no llevar a cabo la obra, pues no se realizaron los debidos estudios previos, y desconociendo los estudios técnicos que reposaban en la administración municipal desde 1999, lo cual conllevó a un detrimento del patrimonio del Estado.

Destacó el Ministerio Público que el entonces Alcalde actuó con desconocimiento de los principios que regulan la contratación estatal, en tanto que Zambrano Muller ,además de ser Secretario de Planeación, actuó también dentro de la misma contratación como interventor incumpliendo sus funciones, pues, era responsable de evaluar la gestión de resultados de los planes y programas de desarrollo e inversión que se adelantara el municipio, al igual que en coordinación con el alcalde proponer la ejecución de programas y establecer pautas de desarrollo urbano; y ejercer la vigilancia y planeación, en coordinación con el Alcalde, a las obras que se ejecutaran.

Las faltas fueron calificadas como gravísimas a título de dolo. La sentencia es de primera instancia y contra la misma procede el recurso de apelación.