INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 064

Actos de insubsistencia de provisionales deben ser motivados

Bogotá D.C., 11 de febrero de 2009. La Procuraduría General de la Nación en su alegato de conclusión, dentro del caso promovido por una auxiliar administrativa de la Secretaria de Educación de Boyacá, nombrada en provisionalidad, solicitó al Consejo de Estado, precise que en los casos de terminación de nombramientos de trabajadores provisionales la decisión debe ser motivada.

Destacó la Procuraduría que si bien ha existido la tendencia de considerar que para el retiro del empleado provisional basta la declaratoria de insubsistencia de su nombramiento, a través de acto administrativo expedido por el nominador sin mediar la necesidad de una motivación, esta sí se requiere, pues constituye una garantía de los principios de legalidad, publicidad y debido proceso dentro del Estado de Derecho.

Consideró el Ministerio Público que el acto de insubsistencia debe ser motivado, pero esta premisa no conlleva la afirmación de que los motivos del acto deban ser los mismos que señala la ley para los empleados de carrera, porque de ninguna manera ellos gozan de la misma estabilidad de los empleados de carrera, dado que no han ingresado al cargo por concurso de méritos.

Para el Ministerio Público, la motivación del acto también tiene como finalidad permitir el control de legalidad del acto de insubsistencia, con el fin de determinar si la administración hizo uso debido de la facultad discrecional, precisando que tal exigencia no convierte el acto en uno reglado, ni le quita su naturaleza discrecional.

Además, el Ministerio Público considera que si no se deja constancia de los motivos de tales insubsistencias, la administración, en el debate judicial, no se podrá amparar en la presunción de legalidad.