INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 011

Ratificada suspensión por tres meses de ex alcaldesa de Soledad, Atlántico

Bogotá, domingo 11 de enero de 2009. Por incumplimiento de sus deberes funcionales en relación con el contrato de servicio de aseo, la Procuraduría General de la Nación suspendió por tres meses a la exalcaldesa del municipio de Soledad, Atlántico, Rosa Estella Ibáñez.

La Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa consideró a la exmandataria municipal responsable de no haber exigido al contratista “Empresa de Servicios Públicos Confiables S. A E.S.P , el cumplimiento de las obligaciones contraídas al momento de la celebración del contrato, toda vez que permitió, como representante legal del municipio, la acumulación de residuos domésticos a cielo abierto sin ningún tipo de control, originando la proliferación de aves de carroña o gallinazos, que ponen en alto peligro el tráfico aéreo, arriesgando con ello la seguridad de la población.

Al ratificar la sanción impuesta en fallo de primera instancia, el ministerio público señaló además que la exfuncionaria no cumplió con la obligación, en su condición de primera autoridad del municipio de Soledad, de asegurar a los habitantes de la población la prestación de un servicio de aseo de manera eficiente sin poner en peligro la salud y el medio ambiente.

Así mismo, consideró la PGN, que la alcaldesa Ibáñez permitió la operación del relleno sanitario del municipio de Soledad, sin el cumplimiento de las obligaciones previstas relacionadas con la ejecución de acciones tendientes a clausurar definitivamente los sitios de disposición final que no cumplan con los requisitos exigidos por ley.

Al imponer la sanción concluyó que la jefe de la administración debió ejercer un control de mando, es decir jerárquico y de tutela, sobre la labor, funciones y gestión que cumplen sus subalternos, comportando un deber de vigilancia, en cumplimiento de lo establecido en la Constitución Política, que señala claramente las labores de los alcaldes entre las que se destacan la dirección de la administración del municipio, la ejecución de las funciones a su cargo y la prestación de los servicios.

La sanción impuesta a la exalcaldesa municipal de Soledad, Atlántico, para la vigencia 2004- 2005, se convertirá en multa por la suma de nueve millones 34 mil pesos, suma que deberá cancelar a favor del municipio, indexada y actualizada hasta la fecha de su pago efectivo.