INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 615

Destituido e inhabilitado por 15 años ex director de desarrollo administrativo de alcaldía de Cali

Bogotá, 16 de diciembre de 2008. Por desconocer las normas de contratación estatal en 43 contratos de prestación de servicios y detrimento del patrimonio público, la Procuraduría General de la Nación, destituyó e inhabilitó por 15 años al ex Director de Desarrollo Administrativo de la alcaldía municipal de Cali, Fernando Martínez Gaviria.
El ministerio público en fallo de primera instancia señaló que el Señor Martínez Gaviria, durante la vigencia del 2007 suscribió varios contratos por un monto superior a los 1.700 millones de pesos con fundaciones y corporaciones para adelantar servicios de capacitación, infringiendo las normas contenidas en la Ley 80 de 1993 y demás normas reglamentarias.

Señaló que con su comportamiento el ex funcionario abuso de su poder al excluir del deber de selección objetiva los 43 contratos, si se tiene en cuenta que se fraccionaron bajo el entendido de que se trataba de contratos de prestación de servicios, llevados sin justificación al límite de la menor cuantía, lo cual permitía ajustarlos a la contratación directa, cuando pudo haberse diseñado y realizado una licitación o concurso público, en la medida que las mayores actividades contractuales eran de suministro de bienes y servicios.

Los contratos tenían como objeto, entre otros, la realización de capacitaciones en temas como conflictos en la organización; estrategias para la supervisión de tareas, clima organizacional, adelantar seminarios para actualizar conocimiento a servidores en temas como transformación en la gestión, liderazgo en la organización pública y manejo de estrés.

Anotó la Procuraduría que los contratos fueron celebrados con detrimento del patrimonio público si se tiene en cuenta que en ellos se aceptó la oferta del contratista y se ordenó el pago de anticipos correspondientes a los valores pactados cuando se registraban notables sobrecostos y las fundaciones contratistas no demostraban tener la suficiente idoneidad para el desarrollo de las actividades contratadas.

Al calificar las faltas como gravísimas y dolosas, el ministerio público anotó que desde su condición de Director de Desarrollo Administrativo, el Señor Martínez Gaviria adelantó dichos comportamientos de manera conciente y voluntaria, lesionando los intereses estatales y de paso infringiendo sustancialmente sus deberes funcionales.
El fallo señaló que con la sanción de destitución e inhabilidad por 15 años se busca garantizar la efectividad de los principios y fines previstos en la constitución y la ley, los cuales se deben observar en el ejercicio de la función pública.