INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 606

Procurador pidió decretar la emergencia general y ecológica por fuerte temporada invernal

Bogotá, 12 de diciembre de 2008. El Procurador General de la Nación Edgardo José Maya Villazón respaldó la propuesta de los gobernadores del país de declarar la emergencia general como consecuencia de la fuerte temporada invernal y pidió declarar la emergencia ecológica, en el departamento del Chocó tras el desbordamiento del Río San Juan.

La solicitud fue hecha por el jefe del ministerio público en el marco del VII Encuentro de Gobernadores por la Infancia y la Adolescencia tras advertir que el número de afectados con la segunda ola invernal es de 935.539 personas en 364 municipios de 27 departamentos.

El Procurador Maya Villazón señaló que la situación es de tal gravedad que es absolutamente imperioso el concurso de gobierno nacional, pero además de la comunidad internacional con el fin de que ingresen las ayudas internacionales y se adopten las medidas urgentes y necesarias para contener la tragedia humanitaria que viven más de 5.000 familias en las que se encuentra un alto numero de niños, niñas y adolescentes.

Al referirse al impacto ocasionado por las fuertes lluvias que han generado el desbordamiento de varios ríos en el país, el jefe del Ministerio Público anotó que según las agencias del sistema de Naciones Unidas, hasta el momento la cifra de muertos asciende a 59, 91 personas han resultado heridas, 18.000 desaparecidas, 2.020 viviendas destruidas y 78.203 averiadas y en un 60 por ciento de la población afectada son niños, niñas y adolescentes, gran parte de los cuales están en edad escolar y que no lograron culminar su calendario educativo y tampoco podrán iniciar el nuevo año académico a tiempo.

Para el caso del Chocó, el Procurador Maya Villazón solicitó al gobierno nacional declarar la emergencia ecológica por el desbordamiento del río San Juan que afectó los cascos urbanos de Itsmina, Riosucio y Carmen del Darien. Así mismo, produjo un colapso en las aguas residuales y pozos sépticos, que conllevaron a dificultades en materia de transporte y comunicaciones, que impiden a su vez una asistencia adecuada en el manejo de enfermedades de la población afectada.

Esta difícil situación se evidencia en las fotografías que fueron enviadas a la Procuraduría, las cuales muestran entre otros cadáveres flotando, viviendas destruidas, familias desplazadas y varios municipios inundados.

Aseguró que esta difícil situación fue corroborada por las misiones especiales conformadas por las agencias del sistema de Naciones Unidas entre las que se encuentran PMA, OIM, FAO, UNFPA, UNICEF, OCHA y PNUD, con el acompañamiento de la Cruz Roja colombiana, organizaciones no gubernamentales de carácter internacional y la Dirección de Prevención y Atención de Desastres.