INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 588

PGN elevó pliego de cargos a oficiales del ejército por presunta captura ilegal

Bogotá, domingo 7 de diciembre de 2008. Por ordenar la captura presuntamente ilegal de nueve personas en el municipio de Vista Hermosa, Meta, incurriendo en el posible incumplimiento del deber de respeto por la libertad personal, la Procuraduría General de la Nación elevó pliego de cargos contra el Coronel Carlos Hugo Ramírez Zuluaga y el Capitán Milton Guillermo Corsso Ussa.

El Coronel Ramírez Zuluaga, Comandante de la Brigada Móvil No 12 dispuso la captura de 9 personas, en el corregimiento de Santo Domingo el 3 de enero de 2006, orden que fue ejecutada por el Capitán Corsso Ussa, perteneciente a la agrupación de Fuerzas Especiales No 10 de la IV División del Ejército Nacional.

El objetivo de las operaciones militares en el corregimiento, era capturar a alias “Efrén”, comandante del frente 27 de las Farc y practicar diligencias de allanamiento y registro del mencionado caserío para lo cual se contaba con la presencia de personal de la Fiscalía General de la Nación y del Departamento Administrativo de Seguridad DAS, seccional Meta.

El ministerio público señaló que el único motivo que llevó al Coronel Ramírez Zuluaga a ordenar dicha medida fue el simple señalamiento que de ellos hizo un informante de la fuerza pública, por lo cual no se observó los requisitos de ley.

“A ninguno de los detenidos se les decomisó armas, panfletos, uniformes o cualquier otro elemento alusivo a los grupos subversivos. Además, en el momento en que se efectuó la privación de libertad de esas personas, éstas habían sido convocadas por la misma fuerza pública para que se presentaran a la cancha de fútbol del corregimiento, lo que nos indica que no estaban cometiendo ningún ilícito o que este demostrado que lo hayan cometido con anterioridad”, anotó la Procuraduría al calificar la posible falta de los Oficiales del Ejército, como grave.

Consideró que con el solo señalamiento que efectué una persona de otra, sindicándola de pertenecer a grupos insurgentes, no es más que el desconocimiento a todo el proceso de inteligencia que se debe agotar con el fin de verificar, corroborar o desvirtuar la información suministrada y evitar de esta manera la afectación de los derechos de las personas.