INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 525

Por presunta tortura, Procuraduría elevó pliego de cargos contra patrulleros de la Policía

Bogotá, domingo 16 de noviembre de 2008. Por incurrir en presuntos actos de tortura contra una persona que se encontraba privada de su libertad, la Procuraduría General de la Nación, elevó pliego de cargos contra dos patrulleros de la Estación de Policía del municipio de Dosquebradas, Risaralda.

Los hechos cuestionados se presentaron el 5 de septiembre del 2006 durante la retención del señor Julián Andrés Patiño Valencia, quien fue objeto de golpes, rocío de gas pimienta en los ojos y baño con desechos humanos presuntamente, por los Patrulleros Julio César Gordon Giraldo y Leonardo Antonio López Rodríguez.

Recordó el ministerio público que la conducta de tortura rompe el límite funcional de los funcionarios al servicio del Estado y por su naturaleza se configura como una grave violación a los derechos humanos.

Anotó que de acuerdo con la Ley 734 de 2002, se señala como falta disciplinaria gravísima el infligir a una persona dolores o sufrimientos físicos o psíquicos con el fin de obtener de ella o de un tercero información o confesión, de castigarla por un acto por ella cometido o que se sospeche que ha cometido o de intimidarla o coaccionarla por cualquier razón.

En la misma decisión, la Procuraduría Delegada Disciplinaria para la Defensa de los Derechos Humanos, elevó pliego de cargos contra el Subintendente Jhon Fredy Guachapa, quien para la época de los hechos se encontraba como Comandante de Guardia de la Estación de Policía de Desquebradas, Risaralda, porque presuntamente omitió su deber, al no evitar los presuntos actos de tortura ocasionados al señor Patiño Valencia, tal como era su obligación.

“De esta manera se le reprocha su actuar omisivo a título de dolo por los actos de tortura, debido a que no cumplió su función de protección de la integridad del retenido”, concluyó.