INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 499

Pliego de cargos a ex alcaldesa de Guaduas, Cundinamarca por presuntos vínculos con grupos paramilitares

Bogotá, 4 de noviembre de 2008. Por presuntos vínculos con grupos paramilitares al mando de alias “El Pájaro”, la Procuraduría General de la Nación elevó pliego de cargos contra la ex alcaldesa del municipio de Guaduas, Cundinamarca, Doris Acero de Vera.

El ministerio público señaló que contra la mandataria municipal se presenta un indicio de grave responsabilidad, el cual surge del cotejo de llamadas entrantes a su número celular y las realizadas de éste durante el año 2004, mediante el cual se pudo establecer que tenía comunicación frecuente con una línea que resultó ser de José Nevio Gómez, conocido con el alias de “Nevio”, quien al parecer, de acuerdo con denuncias de medios de comunicación hacía parte de un grupo paramilitar que operaba en esta zona del departamento.

La Procuraduría, afirmó que la conducta de la exalcaldesa podría constituirse como una falta disciplinaria descrita en el artículo 48 de la Ley 734 de 2002, en la modalidad de colaboración con grupos armados ilegales, al permitir que éstos operaran libremente cometiendo toda clase de actos delictuosos.

Al elevar el pliego de cargos anotó que no se explica como sabiendo la funcionaria pública lo que se comentaba entre los moradores del municipio de Guaduas, Cundinamarca, sobre la militancia de alias “Nevio” en dicho grupo, ésta como primera autoridad pudiera mantener una relación con dicho sujeto, cuando su deber constitucional y legal era adoptar todas las medidas necesarias para lograr la captura y judicialización.

“No existe prueba directa que permita establecer efectivamente como fue que la mandataria local colaboró con el grupo armado ilegal que operaba allí, pero el indicio surgido de las llamadas al reconocido paramilitar es un elementos de juicio contundente para establecer que de esa relación surgieron actos inequívocos que permitieron el accionar del citado paramilitar sin la suficiente resistencia, oposición ya actuación de la alcaldesa para que estos cumplieran sus cometidos”, señaló el ministerio público.

Concluyó además que se encuentra materializada una posible omisión por parte de la ex alcaldesa de Guaduas, Doris Acero de la Vega al incumplir con su deber funcional de proteger a los ciudadanos de la región en su vida, honra y bienes, evento que se convirtió en una forma de colaboración de ésta con el grupo de paramilitares a quienes se les atribuye la muerte selectiva de residentes del municipio, extorsiones, boleteos, hurtos de bienes inmuebles y de hidrocarburos.

Tras las denuncias hechas por varios medios de comunicación, la Procuraduría ordenó el archivo de la investigación que se adelantaba contra otros funcionarios del Estado y miembros de la Policía de Carreteras, pues no existen pruebas de sus presuntos nexos con grupos de autodefensas que operan en la región.