INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 473

Corte Suprema mantiene decisión en caso de homicidio de la ex senadora Marta Catalina Daniels

Bogotá, 22 de octubre de 2008.Acogiendo el concepto de la Procuraduría General de la Nación la Corte Suprema de Justicia mantuvo la condena de más de 38 años de prisión en contra de Sandra Lucrecia Daniels como coautora del homicidio de su hermana la exsenadora Marta Catalina Daniels y de otras dos personas.

Para la Corte la valoración de los indicios y de las pruebas que permitieron concretar la responsabilidad de la condenada no pudieron ser desvirtuados por la defensa.

El pronunciamiento se realizó dentro de la solicitud de casación presentada por la defensa de Sandra Lucrecia Daniels quien pretendía que se absolviera del proceso a su defendida, pues en su concepto se habrían tergiversado en contra de la misma el testimonio de José Gabriel Caballero Casallas, partícipe del crimen, así como también, se habría desfigurado el contenido de la carta dejada por la senadora el día anterior a su muerte.

Como se recordará, el día 2 de marzo de 2002 fueron hallados cerca de Zipacón, Cundinamarca, los cuerpos sin vida de la congresista Marta Catalina Daniels Guzmán, de Ana María Medina Zambrano amiga de la congresista y Carlos German Lozano Acosta su conductor. Realizadas las pesquisas se pudo establecer que los móviles habían sido económicos y que en el triple homicidio y en los demás delitos conexos habían participado en calidad de autora intelectual Sandra Lucrecia Daniela y como coautores materiales Daney Aldaña González, Pedro Antonio López Soto y José Salvador Jiménez Otero, José Gabriel Caballero Casallas Y William Saldaña González.

La sentencia se apoya en el detallado análisis realizado por parte del Ministerio Público a las pruebas y a las inferencias lógicas construidas por el Tribunal en contra de Sandra Lucrecia Daniels destacándose en primer lugar que pese a que normalmente esta acompañaba a su hermana a todas partes, organizó todo para no asistir a la reunión en que fue asesinada – una supuesta cita con alias “Hugo” jefe del frente 22 de las FARC para la devolución de un dinero entregado por la familia de unos secuestrados - presionando la noche anterior a los hechos para que Ana María Medina, esposa de Cristian Rodríguez, uno de los secuestrados, llamara a la senadora y la convenciera de ir en su compañía.

Igualmente las múltiples llamadas que realizó Pedro López, a los celulares 3186195 y 2752288 pertenecientes a Sandra Daniels entre las 11:00 de la noche del primero de marzo y las 7:25 del dos de marzo, en especial la referida por José Gabriel Caballero Casallas en la que manifestó que hacia las 7 y 15 minutos de la mañana del dos de marzo de 2002 Pedro realizó una llamada en la que manifestó a su interlocutor “los niños ya están durmiendo”, santo y seña que significaba la concreción del delito; y el análisis a la carta dejada por Marta Catalina y de la que informó a su hija Liliana Esperanza “por si algo le pasaba” en la que manifestaba su desconfianza hacia su hermana.