INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 461

Procurador solicita revisión de tutela interpuesta por interrupción del embarazo

Bogotá, 16 de octubre de 2008. El Procurador General de la Nación solicitó a la Corte Constitucional seleccione la acción de tutela interpuesta por la señora Migdony Yolima Bernal y su esposo contra Compensar EPS y el Hospital San Ignacio para que se interrumpiera su embarazo, teniendo en cuenta que el resultado de la ecografía de detalle donde se advirtieron problemas de hidrocefalia y otras graves anomalías en el feto, incompatibles con la vida.

EL hospital san Ignacio se negó a realizar el aborto aduciendo que allí no se llevaban a cabo este tipo de procedimientos. Fue así que, el 5 de marzo del presente año otro hospital, el Hospital San José interrumpió el embarazo, garantizando así los derechos fundamentales de la accionante.

Para el Ministerio Público es claro que al momento de fallarse la acción de tutela, el procedimiento médico ya se había realizado y por ello, los jueces se abstuvieron de pronunciarse sobre las presuntas irregularidades presentadas durante el trámite de la solicitud de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Sin embargo, el Procurador General considera necesario que se revise esta acción de tutela para precisar el alcance de los derechos reconocidos a las mujeres en la sentencia que reglamenta el aborto «fijando los estándares jurisprudenciales que rigen su aplicación concreta, en particular, cuando quienes tienen la obligación ética, constitucional y legal de respetar los derechos de las mujeres, so pretexto de la objeción de conciencia o la imposición de trabas administrativas injustificadas, dilaten la interrupción del embarazo, tal como alega haberlo sufrido la accionante».

Finalmente, el jefe del Ministerio Público llamó la atención de la Corte Constitucional sobre otro aspecto que resulta fundamental de la atención en salud de las mujeres que interrumpen su embarazo y es la atención integral post-aborto que debe brindarles el Sistema de Seguridad Social en Salud, para garantizar el pleno goce y disfrute de sus derechos sexuales y reproductivos hacia el futuro.