INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 447

Control a la leche cruda, un compromiso de salud

Bogotá, 7 de octubre de 2008.Las Procuradurías Delegadas para Asuntos Ambientales y Agrarios y para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública, han instalado una mesa de trabajo para conocer la situación de la calidad e inocuidad de la leche y ejercer control a la gestión de las entidades que tienen responsabilidad en las diferentes etapas de la cadena láctea.

En ella han participado representantes del Ministerio de Agricultura, Ministerio de Transporte, Ministerio de la Protección Social, Superintendencia de Industria y Comercio, CORPOICA, INVIMA, ICA y el Consejo Nacional Lácteo.

En la mesa se expuso la problemática que se observó en el proceso de producción, transporte y comercialización del producto y las dificultades logísticas y administrativas que presentan las autoridades encargadas para su control. Además, se discutió la situación socio-económica de los "cruderos", población que deriva su sustento de la comercialización y venta de leche cruda. Y se dieron a conocer los estudios realizados por el INVIMA que alertan sobre la presencia de bacilos patógenos en derivados lácteos, y los estudios de investigación que amablemente suministró el laboratorio LEMA de la Universidad de los Andes.

Debe tenerse en cuenta que el Decreto 616 de 2006, establece los requisitos que se deben cumplir para el consumo humano de la leche. Este reglamento fue modificado por el Decreto 2838 del 24 de agosto de 2006, que le concedió un plazo de dos años a los "cruderos" para que se sometieran a la Ley y se organizaran en pequeñas industrias a través de la presentación de un Plan de Reconversión ante las secretarias de salud respectivas.

Ante el incumplimiento de los productores, el gobierno nacional amplió los plazos para la presentación de los planes, entre 18 y 24 meses, a través del Decreto 2964 del 12 de agosto de 2008. Vencidos estos términos, no se podrá comercializar leche cruda en el territorio nacional.

Como consecuencia de los hallazgos de la mesa de trabajo, la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública vigilará el cumplimiento de la última normatividad y la Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, el cumplimiento de los nuevos plazos de reconversión.

Estas Procuradurías Delegadas presentarán conjuntamente las conclusiones en un informe final.