INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 433

Acción Preventiva de la PGN en caso de San Juan de Dios

Bogotá, 1 de octubre de 2008. Tras compartir las inquietudes de la gerente liquidadora del Hospital San Juan de Dios y de la Procuraduría General de la Nación, expuestos con ocasión de la realización de un concierto público en las instalaciones de ese centro hospitalario, el gerente de la Beneficencia de Cundinamarca, Raúl Martínez Barreto, ordenó la suspensión de la autorización emitida por esa gerencia para realizar este acto público.

A través de una misiva, el ministerio público manifestó su preocupación por la custodia de las instalaciones, los equipos y especialmente por la memoria documental que reposa en el hospital San Juan de Dios, los cuales podrían verse afectados con el desarrollo de esta actividad.

La Procuraduría comparte las inquietudes planteadas por la gerente liquidadora del Hospital San Juan de Dios, en el sentido de manifestar su inmensa preocupación por la custodia de los bienes y en especial, de los archivos que allí reposan, vitales para el buen desarrollo del proceso de liquidación.

El tema de la salvaguarda de estos documentos fue discutido en varias reuniones, y al respecto, el auditor del proceso de liquidación solicitó que dichos documentos reposaran en la oficina liquidadora, para garantizar su protección.

Se suma a lo anterior, los problemas de seguridad en las instalaciones del Hospital San Juan de Dios, conocidos desde tiempo atrás por la Procuraduría General de la Nación.

Finalmente, el ministerio público, en ejercicio de su función preventiva, advirtió que «cualquier actividad ajena al proceso licitatorio, máxime, tratándose de un concierto que sin lugar a dudas, puede alterar el normal desarrollo de las actividades que con mucho esfuerzo se han venido desarrollando pone en riesgo los equipos, instalaciones y las hojas de vida de los trabajadores, necesarios para el cabal cumplimiento de la liquidación».