INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 417

Igual tratamiento a nacionales y extranjeros en la seguridad social pide PGN

Bogotá, 23 de septiembre de 2008. La Procuraduría General de la Nación, solicitó a la Corte Constitucional declarar la exequibilidad condicionada de la norma que establece que los extranjeros que trabajan en Colombia no están obligados a hacer parte del Sistema General de Seguridad Social.

La solicitud de la Procuraduría se hace teniendo en cuenta que la seguridad social es un servicio público de carácter obligatorio y a la vez un derecho irrenunciable, proveniente de un mandato de la Constitución, dado lo cual, todas las personas trabajadoras de nuestro país, incluidos los extranjeros deben vincularse al mismo en virtud de los principios de universalidad y obligatoriedad del sistema.

Para el Ministerio Público la única excepción viable a la afiliación obligatoria sería la correspondiente a las pensiones cuando el extranjero que en virtud de un contrato de trabajo permanezcan en el país esté cubierto por algún régimen de su país de origen o de cualquier otro.

Destaca la Procuraduría que teniendo en cuenta lo ordenado constitucionalmente “el sometimiento de los extranjeros al ordenamiento nacional igualmente implica que, de acuerdo con el artículo 100 superior, ellos disfrutarán en el territorio nacional de los mismos Derechos civiles concedidos a los colombianos, aunque la ley puede por concretas razones de orden público negar o subordinar su ejercicio a condiciones especiales”.

Igualmente se enfatiza en que son numerosas y concordantes las normas constitucionales e internacionales en cuanto al carácter de derecho fundamental que presenta la seguridad social, y en consecuencia, la prohibición absoluta de la discriminación debido al origen nacional. De igual manera, los instrumentos internacionales estipulan el compromiso de los Estados de respetar el principio de progresividad en lo atinente a la seguridad social. Con todo, en cualquier caso, deberá darse aplicación al principio pro hombre, en el sentido de acoger la interpretación más favorable, sea interna o internacional, existente en la materia.