INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 411

PGN se pronuncia sobre legalización de viviendas de interés social por parte de los notarios

Bogotá, 19 de septiembre de 2008. La Procuraduría General de la Nación, solicitó a la Corte Constitucional se mantenga las norma que establece la posibilidad de que los notarios puedan declarar la prescripción adquisitiva del dominio, sobre las viviendas de interés social de estratos uno y dos.

La facultad que les fue otorgada a los notarios a partir de la entrada en vigencia de la ley 1183 de 2008, busca que se pueda declarar que un bien inmueble es de propiedad de una persona por haberla poseído durante cierto lapso de tiempo y “ …siempre que no exista oposición por parte de terceros que aleguen igual o mejor derecho al del solicitante” según la citada norma.”

El concepto de la Procuraduría destaca la importancia de simplificar los trámites y asimila esta opción del trámite notarial a otros casos donde se han trasladado ciertas competencias de los jueces a los notarios, en situaciones que por su misma naturaleza no entrañan propiamente una controversia que requiera una decisión judicial, “tales como el divorcio, liquidación de la sociedad conyugal, la liquidación de herencias o sucesiones… y otros diversos aspectos, cuyo elemento común es que no exista controversia alrededor de los asuntos que se ponen en conocimiento de los notarios.”

Para el Ministerio Público la norma “en nada desconoce la misma naturaleza de la función notarial, por el contrario lo que se persigue es que simplemente el notario corrobore una situación en la que no se evidencia ninguna divergencia y facilitar al solicitante acceder a la propiedad, una vez que se demuestre el lleno de los requisitos legales para tal efecto.”

Para el Ministerio Público es válido que el legislador en aras de garantizar la efectividad de los derechos de cierto grupo de personas, en estado de vulnerabilidad, acuda a un procedimiento alterno, que no desvirtúa la naturaleza de quienes se les ha asignado la competencia, en este caso los notarios, y a su vez sin desconocer la esencia misma de las funciones de los jueces toda vez que solamente se da la posibilidad del trámite notarial cuando el solicitante cumpla la totalidad de requisitos legales y no exista oposición.