INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 301

PGN solicita pérdida de investidura de actual concejal de Bogotá

Bogotá, 22 de julio de 2008. Por celebrar contratos con entidades públicas en interés propio y de terceros dentro de los doce meses anteriores a su elección, la Procuraduría solicitó al Tribunal Administrativo de Cundinamarca se decrete la perdida de investidura del actual concejal de Bogotá Javier Alfonso Lastra Fuscaldo.

La solicitud se fundamenta en el hecho que el señor Lastra desatendiendo la inhabilidad en la que se encontraba incurso por haber celebrado diversos contratos como apoderado general de la Fiduprevisora S.A., en el proceso de liquidación de Adpostal, se inscribió como candidato al concejo capitalino para el periodo 2008-2011.

Los contratos que realizó el hoy concejal, según la relación suministrada por Adpostal al Tribunal Administrativo de Cundinamarca son los siguientes:

• 12 de diciembre de 2006 con el Archivo General de la Nación por $2.934.338.00
• 28 de diciembre de 2006 con la Empresa de Teléfonos de Bogotá por $22.645.800.00
• 5 de enero de 2007 con los Servicios Postales Nacionales $40.000.000.00
• 12 de febrero de 2007 con el Archivo General de la Nación por $795.000.00
• 8 de marzo de 2007 con el Instituto Agustín Codazzi por $40.000.000.00

En el concepto la Procuraduría aclaro que “el interés propio está representado en el hecho de que con la celebración de los contratos referenciados el demandado cumplía en parte la misión encomendada por medio del poder y ello le habilitaba a recibir la remuneración correspondiente, y que los terceros interesados en este caso son La Previsora que lo contrató para que cumpliera ese encargo y el Gobierno Nacional que decretó la liquidación de Adpostal “

La inhabilidad en la que se fundamenta el concepto de la Procuraduría, está consagrado en la ley 617 de 2000 en los siguientes términos: “ … (3) Quien dentro del año anterior a la elección haya intervenido en la gestión de negocios ante entidades públicas de cualquier nivel en interés propio o de terceros, siempre que los contratos deban ejecutarse o cumplirse en el respectivo municipio”