INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 295

Estudiantes sin dedicación exclusiva también tienen
protección en salud

        
Bogotá, 17 de julio de 2008. La Procuraduría General de la Nación, solicitó a la Corte Constitucional declarar exequible, la norma que permite que  los hijos de un afiliado al Sistema  General de Seguridad Social en salud que tengan entre 18 y 25 años, dependan económicamente de él  y sean estudiantes con dedicación exclusiva puedan afiliarse como beneficiarios.

Aclaró el concepto, que no se desprotege la salud de quien no estudie con dedicación exclusiva sino que la misma ley le da la oportunidad de vincularse al grupo familiar mediante el pago de un aporte adicional, o según las circunstancias podrían vincularse al régimen subsidiado.

En la actualidad la ley establece que los beneficiarios del Sistema son el (o la) cónyuge o el compañero o la compañera permanente del afiliado; los hijos menores de 18 años de cualquiera de los cónyuges, que hagan parte del núcleo familiar y que dependan económicamente de éste; los hijos mayores de 18 años con incapacidad permanente o aquellos que tengan menos de 25 años, sean estudiantes con dedicación exclusiva y dependan económicamente del afiliado. A falta de cónyuge, compañero o compañera permanente, e hijos con derecho, la cobertura familiar podrá extenderse a los padres del afiliado no pensionados que dependan económicamente de éste. Aclarando que la Corte Constitucional estableció que el régimen de protección se aplica también a las parejas del mismo sexo. 

Para tomar la decisión y descartar un posible tratamiento discriminatorio entre las personas que  estudian con dedicación exclusiva y quienes no lo hacen, se tuvo en cuenta que una persona que esté dedicada un promedio de 4 horas diarias a estudiar requiere al menos otras 4 para complementar su labor lo que hace que no pueda trabajar y con ello obtener los recursos económicos necesarios para afiliarse al régimen contributivo, lo cual la pone en una situación diferente a la de aquella persona que cuenta con el tiempo suficiente para vincularse al mercado laboral y así procurarse los medios para acceder a tal régimen.