INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 287

Se inician acciones en Medellín para frenar problemática ambiental generada por planta de aguas residuales

Bogotá, sábado 12 de julio de 2008. Atendiendo una petición de la Procuraduría General de la Nación, el alcalde de Medellín (Antioquia) instaló una mesa de trabajo con el fin de analizar y dar una solución definitiva a la problemática ambiental y sanitaria generada por el uso del lodo que genera la Planta de Aguas Residuales de San Fernando.

De acuerdo con la información conocida por la Procuraduría, estos lodos no tiene ningún tratamiento previo y están siendo utilizados para la recuperación de suelos degradados, uso de pastizales y floricultura, y en pasturas para ganadería de leche lo que representa un inminente riesgo tanto para los manos como para los animales, entre otros usos.

Por lo anterior, y en respuesta a la solicitud elevada por el ministerio público, el mandatario de Medellín, Alonso Salazar Jaramillo, presentó recientemente los avances de la mesa de trabajo en la que participan el gobierno municipal, el gerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM), la Academia, representantes de la comunidad y la procuradora Agraria y Ambiental de Antioquia.

En el marco de esta reunión sostenida, el pasado 6 de mayo, se conformó la mesa técnica que ha venido sesionando permanentemente con el fin de analizar los estudios e investigaciones sobre la utilización de los lodos, también denominados biosólidos, provenientes de las plantas de tratamiento de aguas residuales en pastos en algunos municipios de Antioquia y conciliar las diferentes posiciones que tienen los intervinientes en este proceso frente al tema.

En primer término, y ante la presencia de cromo en los biosólidos, se evaluó la posibilidad de imponer a las curtiembres condiciones de producción limpias o suspender el vertimiento de las empresas de curtiembres y demás entidades que no corrijan el manejo de cromos resultantes de su proceso de producción.

Teniendo en cuenta que en la actualidad no se cuenta con información suficiente ni estadísticamente estructurada, los expertos acordaron establecer como única zona de prueba las fincas donde hoy se usa el biosólido y se acordará con los propietarios de estos predios acuerdos para permitir las evaluaciones científicas requeridas.

Se trabaja también en un proyecto de investigación sobre este tema del biosólido, que será apoyado financiera y técnicamente por EPM y, eventualmente, con la participación de Conciencias. A ésta investigación se unirán varias universidades del país.

Finalmente la Procuradora Agraria y Ambiental de Antioquia, conjuntamente con el gerente de las Empresa Públicas de Medellín, ofrecerán los resultados de estos estudios al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo, y a su vez, solicitarán que la regulación que se viene desarrollando para el uso de biosólidos se aplace hasta obtener los resultados de los citados estudios.