INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 266

Mañana se inicia la recolección de firmas para castigar hasta con prisión perpetua crímenes atroces contra niños y niñas

Bogotá, 24 de junio de 2008. Mañana miércoles 25 de junio a partir de las 10:00 a.m., en la sede de la Fiscalía General de la Nación, se integra oficialmente el Comité Promotor para convocar un Referendo que busca modificar mediante firmas el artículo 34 de la Constitución Política. Con esta iniciativa se pretende castigar hasta con prisión perpetua delitos atroces como homicidio, violación y explotación sexual, maltrato severo y secuestro contra los menores de 14 años y menores de edad con discapacidad.

El lema de la campaña será “Firmemos por Nuestros niños y niñas prisión perpetua para violadores y asesinos”.

El Comité Promotor del Referendo está integrado, entre otros, por el Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán Arana; el Procurador General de la Nación Edgardo Maya Villazón; Rafael Santos Calderón, Co-Director del diario El Tiempo; Elvira Forero H. directora del ICBF; Guillermo Prieto – Pirry – Periodista de RCN; Rodrigo Pardo, director de la revista Cambio; Alejandro Santos R. director de la revista Semana; Yamid Amat, director de CM& La Noticia; David Luna y Simón Gaviria, Representantes a la Cámara y Gilma Jiménez Concejal de Bogotá, coordinadora del Referendo.

Este Referendo Constitucional se hace en memoria de María José de 15 meses, Angie de 18 meses, Camilo de 2 años, Andrés de 3 años, Mariana de 4 años, Valentina de 6 años y Catherine de 9 años, y cientos de niños y niñas más asesinados en episodios de violencia sexual y maltrato severo, y de los miles que han sido y son víctimas de los delitos que se busca castigar severamente.

En Colombia el 40% de la población es menor de edad y de este grupo 14 millones son menores de 14 años. Y aunque para esta población la Constitución ordenó prevalencia de sus derechos, la realidad es otra.

Los estudios señalan que más de un millón de menores de edad cada año son víctimas de delitos de lesa humanidad, de estos cerca del 80% son niños y niñas menores de 12 años. Las cifras oficiales señalan que cada año más de 200.000 niños y niñas son violados, 850.000 maltratados severamente, 25.000 explotados sexualmente, más de 2.000 han sido secuestrados en los últimos años y en promedio cada día 7 niños y niñas mueren violentamente; delitos que tienen dolorosas consecuencias que siempre son irreversibles y por la condición de los niños y niñas estos siempre están en situación de inferioridad física y mental frente a sus agresores.

Durante la vigencia del 2007 la Procuraduría General de la Nación atendió 44 denuncias por abuso sexual sobre menores de edad y 34 casos de maltrato infantil. En desarrollo de la política pública de infancia y adolescencia se han adelantado cinco cumbres de Gobernadores enfocadas al tema de la prevención de abuso y explotación sexual infantil.

Esos delitos son silenciosos, no se denuncian y la impunidad es la más importante estadística para mostrar como resultado. Menos del 10% son denunciados convirtiendo en cómplices a quienes tienen conocimiento y no hacen nada por impedirlos. Para citar unos casos: la investigación por la violación y asesinato de Katerine, una niña de 9 años en el 2004, duró más de año y medio, la prueba de ADN tardó cuatro meses y al confirmar que el sindicado era culpable, ese tiempo fue suficiente para que el asesino se escapara, y esa muerte aún hoy esté impune.

En el 2006 fueron encontrados tres niños de 2, 4 y 5 años amarrados por sus “padres”; los menores mostraban síntomas de maltrato severo y desnutrición, sin que nadie hubiese impedido esa atrocidad. Ese mismo año se conoció que un “papá presuntamente violaba” a sus hijas gemelas de 3 años, diagnóstico determinado por valoraciones y por información de las niñas. Han pasado más de dos años y el presunto violador no ha sido juzgado. En el 2007 un violador de niños y niñas condenado dos veces, quedó libre sin cumplir la última condena, y salió a violar a 6 niñas más. Cada año los delitos de pornografía y explotación sexual infantil van en aumento y cientos de niños y niñas quedan atrapados en esa sordidez.