INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 168

Procurador advierte sobre inminente daño ambiental de la serranía de los motilones

Bogotá, 21 de abril de 2008.Ante el inminente daño ambiental que se viene presentando sobre la Serranía de Los Motilones, el Procurador General de la Nación solicitó al ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial adoptar las acciones necesarias en defensa de esta reserva ocasionado por la deforestación y posterior explotación minera del carbón y la siembra de cultivos de palma.

Basado en el informe presentado el 15 de febrero sobre la explotación del carbón en el Cesar, el jefe del ministerio público envió una carta al ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Juan Lozano Lozano en la que expone la actual situación de esta Reserva Forestal Nacional.

Según se estableció esta zona fue creada en 1959 con una superficie de 998.581 hectáreas y en la actualidad cuenta con 552.690, circunstancia que evidencia las constantes sustracciones de terreno de este patrimonio ambiental nacional. Esta situación podría seguir en aumento si se tiene en cuenta que para el 2006 y 2007 el Ministerio del ramo autorizó la sustracción de 2.989,6 hectáreas del total de superficie de la reserva, pese a la importancia que ésta reviste en el abastecimiento hídrico a los habitantes de 28 municipios de los departamentos del Cesar y de Norte de Santander.

Por lo anterior, el Órgano de Control solicitó al jefe de la cartera de Ambiente enviar en el término de 90 días un informe y cronograma con las acciones tendientes a reservar, alinderar y reglamentar los usos y funcionamientos de las Zonas de Reserva Forestal, entre ellas las que se cuenta la serranía Los Motilones.

Así mismo, pidió ejercer control para que las áreas de sustracción autorizadas correspondan con las efectivamente solicitadas, soportar la autorización de sustracciones en estudios técnicos adecuados y verificados por el Ministerio de Ambiente, «que permitan bajo un análisis costo-beneficio determinar su pertinencia, sopesando evidentemente los daños ambientales que se causan».

Es necesario también determinar intervenciones no autorizadas e iniciar los procesos sancionatorios a que haya lugar, revisar y hacer seguimiento a las medidas de manejo ambiental propuestas por las empresas solicitantes de sustracciones con el objetivo de exigir compensaciones reales y justas en retribución al medio ambiente.

La solicitud de la Procuraduría General se produce luego de efectuar una revisión a los actos administrativos emanados de asignación de sustracciones en la Serranía de Los Motilones por parte del ministerio de Ambiente, en los que se advirtieron algunas debilidades.

El Procurador General finalizó su misiva señalando que si bien las actividades de la minería y la agricultura, adelantadas en esta zona, son fuente de empleo y progreso para las regiones, es necesario que éstas «se lleven a cabo bajo un adecuado esquema de sostenibilidad a fin de que no se pongan en riesgo los recursos naturales renovables ni se vulneren los derechos constitucionales de los habitantes afectados directa o indirectamente por tales exploraciones».